pipi y terelu

Pipi Estrada y Terelu Campos protagonizaron una historia de amor digna de una novela. Él renunció a mucho por su amor, y luego, en La Guerra de Los Rose, terminaron tirándose los trastos a la cabeza. Donde hubo amor siempre quedan rescoldos. Y aquella historia tan apasionada, con pim-pam-pum televisivo incluido, tiene más trayectoria de la que podríamos pensar. Jamás alguien ha exprimido su ingenio de semejante manera para vengarse de la mujer a la que había amado. Ella le castigó en cambio de la forma en que sabía que podía hacerle más daño, ignorándolo. Ni siquiera salió en su defensa cuando su ex protagonizó aquella triste pelea con Jimmy Jiménez Arnau que tan cara le costó a su ex. Pipi, en cambio esta hecho de otra pasta, y es capaz de perdonar lo imperdonable por amor.

 

El tiró su vida por la borda, y  su mujer le tiró las maletas a la cabeza por culpa de Terelu

pipi y terelu

Pipi estaba casado felizmente con Teresa Viera  cuando Terelu se cruzó en su vida. Ella sí era una mujer libre, que acababa de separarse de su segundo marido, el padre de su hija, Alejandra Rubio. Tan mal le sentó a la esposa de Pipi, madre de sus dos hijos, la noticia del romance, que reaccionó de forma épica. Tras ver las fotos de su marido con Terelu en una revista, le arrojó las  maletas a la calle por la ventana. Unos paparazzi sorprendieron al famoso periodista deportivo pidiendo clemencia desde la calle mientras sus camisas de cuello almidonado volaban en la noche. ¿Qué había visto Pipi en Terelu para dejarse arrastrar así?