Desde su llegada a la mayoría de edad, los caminos de Froilán y Victoria Federica se han juntado. El paso del tiempo ha hecho que cada vez tengan más cosas en común como su afición por los toros. Esto es precisamente lo que ha hecho que los nietos de los eméritos tengan la oportunidad de conocer a Gonzalo Caballero. Lo que no imaginábamos es que el joven diestro provocaría un auténtico cisma entre los Marichalar Borbón.

Hermanos y, a la vez, polos opuestos

> La llegada al mundo de Felipe Juan Froilán de Todos los Santos fue todo un acontecimiento social. No es de extrañar, este niño era el primer nieto de los reyes Juan Carlos y Sofía. Además, el primogénito de la infanta Elena y Jaime de Marichalar se ganó pronto el cariño de la gente gracias a sus múltiples travesuras. Anécdotas como la patada que dio a una prima segunda en la boda de Felipe y Letizia pasarán a la historia. Durante su adolescencia también ha copado decenas de titulares por salidas de tono como su autodisparo en el pie o el ataque a su primo con un pincho moruno. Pipe, como le llaman en su círculo, es genio y figura.

En el otro lado de la balanza se sitúa su hermana. Victoria Federica nació dos años después y desde el principio dejó claro que ella era opuesta a su hermano. La joven siempre ha sido tranquila, cariñosa, responsable, estudiosa… Nunca ha dado que hablar y ha hecho de la discreción su máxima.  Sin embargo, su reciente llegada a la mayoría de edad la ha transformado. Se ha colocado en el disparadero por voluntad propia al acudir a diferentes actos sociales. Pero, sin duda, lo que más expectación genera es su primer amor. Descubre el gran secreto que se oculta tras esta historia.

Siguiente: Una amistad aparentemente inquebrantable