Sus palabras siempre generan un enorme revuelo, pero esta vez  Bertín Osborne se ha pasado. El artista de origen jerezano no tiene filtros. Ya se sabe que critica sin piedad aunque luego le toque pedir perdón. Lo que nadie se esperaba es que el artista despreciaría de una manera tan brutal todo lo que le rodea. Reniega de la realidad con la que convive tanto él como su familia. Tira piedras contra su propio tejado y eso puede generarle más problemas de los que imagina. ¿Se averguenza de todo lo que está haciendo únicamente por dinero?

Un nuevo desacierto en la carrera de Bertín

Teatro, televisión, empresas de diferentes temáticas… Bertín Osborne se acepta cualquier reto que se encuentre en el camino. Eso sí, reconoce que donde más cómodo se siente es encima del escenario, con un micrófono en la mano y su banda detrás acompañándole. Porque aunque es un hombre polifacético, lo que siempre le ha gustado ha sido cantar. De hecho es esto lo que le lanzó al estrellato. 

“La música sigue siendo lo principal porque es lo que más me divierte, por encima de todo. Esta es una profesión rara, pero subirte a un escenario a disfrutar, eso no te lo da un programa de televisión”, aseguraba en el periódico vasco Deia. Unas palabras que llaman enormemente la atención puesto que la pequeña pantalla es lo que le da gran parte de sus ingresos. Aunque lo realmente impactante viene a continuación.

Siguiente: Unas palabras que levantan muchas ampollas