Se dedica en cuerpo y alma a su hijo, Nyan, al que define como el único hombre de su vida. Aurah Ruiz está desencantada con el mundo del amor. Tras buscar a la pareja perfecta en televisión (y otras veces encontrarla por casualidad), la que fuera concursante de Gran Hermano VIP confiesa sentirse muy bien sola. Eso sí, en este momento de paz y tranquilidad tiene unas duras palabras contra aquellos que le han hecho daño. Acaba de estrenar reality y no deja títere con cabeza. Su versión más guerrera queda al descubierto.

Una llegada por la puerta grande

> Cuando aterrizó en Mujeres y Hombres y Viceversa, Aurah Ruiz no imaginó las vueltas que iba a dar su vida. En el programa, que entonces presentaba Emma García, se ganó pronto al público. Pero lo que realmente hizo que su fama creciera como la espuma es el supuesto romance que mantuvo Kiko Rivera. El Dj nunca confirmó este romance, pero ella habló por ambos. De hecho, aseguró sentirse muy ofendida con el hijo de Isabel Pantoja. “Kiko me aseguró que yo no era una más, que conmigo era diferente, que quería tener una relación...”, se lamentaba.

Aquello se quedó en una simple anécdota, pero la vida de Aurah siguió estando en el candelero. Tuvo la suerte ( o la desgracia) de que un importante futbolista se fijara en ella. Jesé Rodríguez, que entonces formaba parte del Real Madrid, pidió conocerla y no tardó en conquistarla. Parecía que la canaria había encontrado a su hombre ideal y dejó todo por él. Así, hizo las maletas y se instaló en París tras el fichaje de él por el PSG. Lo que no esperaba era que aquel príncipe azul al que tantos mensajes de amor dedicaba se convirtiera en rana de la noche a la mañana… Un doloroso cambio del que ha hablado ahora más sincera que nunca.

Siguiente: La cara más oculta de Jesé Rodríguez