Antonio Banderas: una carrera en línea ascendente hasta el éxito en Hollywood

José Antonio Domínguez Bandera nació en Málaga el 10 de agosto de 1960. Su padre, José Domínguez era policía y su madre, Ana Banderas, maestra. Mucho tiempo después elegiría como nombre artístico Antonio Banderas y se convertiría en uno de los embajadores de España en el Hollywood de más allá de los mares. Su curiosidad natural se une a la tenacidad con la que lucha cada una de las metas que se propone, su empuje es sin duda la clave de su éxito que le ha colocado en lo más alto del panorama del cine internacional.

Desde muy temprano comenzó a formarse en la interpretación

Antonio Banderas: una carrera en línea ascendente hasta el éxito en Hollywood

Antonio comenzó a formarse en la interpretación en el Teatro-Escuela ARA y en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga, pero pronto se le quedó pequeña. A los 18 años se plantó en Madrid con unas 15.000 pesetas, se integró en el ambiente de la movida y comenzó a actuar en pequeños teatros. Eso sí el primer papel le vino cuando ya estaba a punto de renunciar y regresar a su tierra. Y es que la suerte también es un factor que ha acompañado siempre al malagueño.

Pestañas postizas de Enrique Belloch supuso su estreno en el mundo del cine en 1982, año en el que también hizo con Almodóvar Laberinto de Pasiones. Congenió bien con el director manchego al que siempre dice apreciar y admirar, entre 1986 y 1989 hicieron cuatro películas juntos: Matador, La ley del deseo, Mujeres al borde de un ataque de nervios que hizo que su nombre empezara a conocerse a nivel internacional y ¡Átame!

En esta época también se casó con la que sería su mujer durante 8 años, Ana Leza.