A pesar de ser un personaje público desde antes de nacer, la vida de Shaila Dúrcal siempre ha sido enigmática y con altibajos personales y profesionales. En más de una ocasión, la propia Shaila ha confesado que a los 15 años sufrió anorexia. Estos trastornos en su peso se han prolongado en el tiempo hasta la actualidad y los cambios en su cuerpo han sido constantes desde entonces.

Si hace unos años nos impresionaba la tremenda bajada de peso que observábamos en la hija de Rocío Dúrcal, ahora nos encontramos con todo lo contrario. México hierve ante su nueva apariencia física, algo que ella explicó en su momento: “Llegó un momento en el que tenía la cara muy flaquita porque no comía y entonces supe que algo estaba mal en mi alimentación”, declaró en 2011. Desde hace aproximadamente un año, cuando terminó su participación como jurado en la cuarta edición de Tu Cara Me Suena, lo que hemos visto en la cantante es un aumento considerable en su peso.

shailadurcalpreocupacion

Esta revista ha tenido la posibilidad de hablar con su hermana, Carmen Morales, quien afirma que “su hermana se encuentra perfectamente”. Se sorprende cuando le preguntamos (de nuevo) por el peso de Shaila porque hasta donde ella sabe, “Shaila se encuentra perfectamente y con mucha salud”.

Tras la muerte de su madre en 2006 y de su padre en 2014, las hermanas están muy unidas a pesar de que Shaila vive la mayor parte del año en Miami y Carmen vive en Madrid. “Tenemos contacto diario, hablamos mucho y Shaila se encuentra genial en todos los aspectos ahora mismo”.