La infanta Sofía ya ha empezado a dar muestras de que acusa las diferencias de trato con su hermana Leonor. En algunos actos se la ha visto desplazada. Este asunto ocupa y preocupa dado que Sofía puede verse afectada en su carácter por la situación. Hasta ahora, don Felipe y doña Letizia han ido capeando la situación. Sin embargo, llega la época de los problemas. ¿Cómo hacer entender a una niña que es la segundona de la casa? Lo analizamos y desvelamos todos los entresijos de esta polémica situación familiar. No te lo pierdas. Sigue leyendo.

Leonor y Sofía, caras diferentes de la misma moneda

> Hasta ahora, la relación entre Leonor y Sofía ha sido muy cómplice. Cuando don Felipe impuso el Toisón de Oro a la primogénita, la pequeña se mostró entusiasmada y emocionada. No obstante, estas diferencias han sido causa de conflictos familiares. En algunas ocasiones, cuando Leonor ha sido protagonista de fotografías oficiales, Sofía se ha quejado. Sus padres han optado por repetir la fotografía con ella y guardarla en el álbum familiar. Hasta ahora, la estrategia ha servido. Se supone que los reyes dedican muchos esfuerzos para que la infanta entienda su posición y no se sienta discriminada.

La educación es uno de los caminos que empieza a separar a Leonor y Sofía. Las dos cursan estudios en el mismo centro. Sin embargo, la heredera va a empezar a introducirse en materias propias de su rango. Algo que no es necesario en el caso de su hermana. La princesa Leonor recibirá formación en cuestiones militares dada su condición. Le aguarda una inmersión educativa en diferentes materias que son necesarias para una heredera. Leonor, Sofía, dos caras diferentes de la misma moneda.