Gran expectación mediática. Más de 50 periodistas entre reporteros gráficos, redactores y fotógrafos nos reunimos la pasada noche del jueves en la madrileña sala Gabana de Madrid. Alejandra Rubio sería la gran protagonista. Tras cumplir 18 años, la hija de Terelu Campos convocó a través de los medios de televisión a la prensa nacional para, por fin, debutar como celebrity gracias al peso y poder del apellido Campos. 

Los nervios y el pánico escénico se apoderaron de Alejandra Rubio

 

Ya desde su bajada del coche, Alejandra estuvo arropada bajo el paraguas mediático de su madre, Terelu, y el de su abuela, María Teresa Campos. Los periodistas esperábamos con ganas las palabras de la nietísima de la presentadora estrella de Telecinco, pero jamás se pronunciaron. ¿Los motivos? Alejandra Rubio entró en shock mediático ante tal expectación y tirando de su madre, casi al borde de las lágrimas, exigió entrar dentro de la sala dejando así con la palabra en la boca a todos los medios y público. Ni un hola ni gracias. Simplemente no debutó. 

Quien tampoco estuvo tranquila pero, obviamente ella sí, quiso hacer declaraciones fue Terelu. “Alejandra está muy nerviosa, no se esperaba esto”, empezaba a decir una Campos que, a decir verdad, tampoco supo tener el control de la noche en ningún momento. Y añadía: “Es una niña de 18 años y hay que tratarla como tal, hace lo que hace la gente de su edad”.