comscore

Laura Escanes desmiente en directo a Violeta Mangriñán

Laura Escanes evidencia a Violeta Mangriñán

Laura Escanes estuvo en ‘La Resistencia‘ donde confesó que tiene dificultades para ligar y también habló de su patrimonio económico. Además, evidenció a Violeta Mangriñán afirmando que no confiesa realmente el dinero que tiene. «Tiene más de lo que dice», afirma la influencer.

Todo comenzó cuando Violeta Mangriñán sorprendió a los seguidores de ‘Supervivientes’ al hablar de su patrimonio económico, y decía tener más de un millón. Laura Escanes no ha dudado en pronunciarse ante la polémica que se ha armado y asegura que Violeta no ha sido del todo sincera respecto al dinero que tiene.

Laura Escanes con David Broncano

En el programa de David Broncano la influencer se ha sentido a gusto hasta que han llegado las preguntas difíciles. Cuando el presentador le habló del patrimonio, la reacción de Laura fue inmediata: «¿Cuánto han dicho mis compañeras?». Y su reacción al conocer lo que dijo Violeta fue inmediata: «Tiene más, tiene más».

El presentador, que debía llevar a su invitada hacia una confesión la pinchó: «¿Vas a optar por no decir lo tuyo pero a rajar de las demás?». A lo que Laura Escanes respondió con una pronunciada carcajada y luego confesó con cierto retraimiento lo que tiene: «Dos. No llega a dos millones, pero casi».

Capital en inmuebles

Laura Escanes vive en Barcelona con su hija Roma en un piso de alquiler que se encuentra valuado en más de un millón de euros. Además de ser una de las creadoras de contenido en redes que más facturan, la catalana tiene su propio pódcast. Como ella, el resto de las influencers se dedican a subir contenido en sus redes y con ello se ganan la vida.

En las últimas semanas la facturación de las influencers ha estado en boca de todos al ponerse en funcionamiento una ley que las obliga frente al Estado. Sin embargo, hay quienes opinan que esta ley no servirá de mucho, porque la solución para las personas que disponen de tanto dinero de cambiar de residencia es fácil de llevar a cabo. Lo cierto es que en este país las influencers facturan más que quienes han desarrollado un oficio o se han entregado al estudio de una disciplina.