comscore
miércoles, 22 mayo 2024

Alessandro Lequio atiza a Terelu Campos tras su durísimo reproche a Isabel Pantoja

«Sí he echado de menos que Isabel me diera el pésame por mi madre. Yo no he tenido ningún mensaje. Yo no lo pude hacer por la suya, porque yo no puedo acceder a Isabel, pero Isabel sí puede acceder a mí fácilmente» reconocía Terelu Campos a su llegada al concierto de Isabel Pantoja este sábado en el Wizink Center, pillando por sorpresa a los reporteros que cubrían la alfombra rosa por la que desfilaron, además de la hermana de Carmen Borrego, celebrities como Hiba Abouk, Makoke, el Maestro Joao o Santiago Segura.

«Isabel apreciaba mucho a mi madre, por lo que no entiendo que no me diese el pésame. Y si lo ha hecho no me ha llegado, por lo que me gustaría saberlo» reprochaba muy sincera a la tonadillera, que hasta ahora no había hecho pública su ‘decepción’ con la cantante de ‘Marinero de luces’.

El reproche de Alessandro Lequio a Terelu Campos

Una inesperada confesión que podría abrir una brecha entre Terelu y Pantoja y que no ha hecho gracia a Alessandro Lequio, que este lunes no ha dudado en atizar duramente a la hija de Teresa Campos en ‘Vamos a ver’. «Si iba invitada salir con esto en el concierto es para ponerla ‘de patitas en la calle’. Es de muy mal gusto» ha afirmado, acusando a la presentadora de «querer llamar la atención y robarle el protagonismo a la artista«.

«No era el sitio ni el momento y salir con esto ahora me parece de muy mal gusto y no es saber gestionar el luto o no por tu madre, es creerse el ombligo del mundo» ha sentenciado, asegurando que lo que ha hecho Terelu en el concierto «está fuera de lugar».

Un comentario que se suma a sus recientes ataques a otros miembros del clan como Carmen Borrego o Alejandra Rubio, por lo que Joaquín Prat no ha dejado pasar la ocasión de preguntarle si tiene cierta inquina a las Campos. Algo que Lequio ha negado con una sonrisa defendiendo el abrazo que le ha dado a Kike Calleja -que hoy volvía a ‘Vamos a ver’- «una extensión de la familia». Una explicación que no ha acabado por convencer a ninguno de sus compañeros.