comscore
viernes, 3 febrero 2023 15:06

Dani Alves: su tatuaje le juega una mala pasada y empeora su situación

En Cotilleo.es tenemos nueva información. La jueza decidió decretar prisión preventiva para Dani Alves porque existía riesgo de fuga, no porque considerase que era responsable del presunto delito del que ha sido acusado. Eso no quiere decir que la justicia confíe en sus buenas intenciones, todo lo contrario, por eso no se ha limitado a retirarle el pasaporte y le ha internado en una prisión preventiva hasta que salga el juicio y hasta que haya más pruebas encima de la mesa. La presunta víctima ha aportado una prueba que le ha jugado una mala pasada a Dani. Esta chica ha detallado con todo lujo de detalles un tatuaje que el jugador de fútbol tiene debajo del ombligo.

Las autoridades consideran que hay indicios suficientes para pensar que Dani Alves podría haber cometido una imprudencia y por ese motivo está cumpliendo su castigo correspondiente. Le podrían haber retirado el pasaporte, pero la justicia tiene en cuenta que es una persona con muchos posibles y que no le resultaría nada complicado abandonar el país sin ser descubierto. Se ha comentado la posibilidad de que hubiera podido alquilar un avión privado o incluso comprarse uno. Lo principal en este caso es que no se traslade a Brasil porque allí no podría cumplir con la posible condena que podrían imponerle.

El motivo por el que le han cambiado de prisión

Dani Alves: su tatuaje le juega una mala pasada y empeora su situación
Dani Alves en imágenes durante sus partidos

>Después de cuatro días en la prisión de Brians 1, en la que ingresó el pasado viernes tras prestar declaración ante la jueza, Dani Alves ha sido trasladado a la cárcel de Brians 2. También está situada en la localidad de San Esteve Sesrovires. En Cotilleo.es sabemos el motivo: para «garantizar mejor seguridad y la convivencia», como explican fuentes penitenciarias. También cuenta con un preso que le está acompañando y ayudando.

El cambio se ha decidido porque Brians 2 «dispone de módulos residenciales más pequeños, lo que permite garantizar mejor la seguridad y la convivencia». Cuenta con celdas individuales con ducha propia y hay una media de 80 internos por módulo, mientras que en Brians 1 hay unos 200 en cada uno. Es decir, Dani va a estar mucho más vigilado. ¿Por qué? El motivo es evidente: temen por su seguridad. Los presuntos delitos como los que podría haber cometido, siempre presuntamente, están muy mal vistos en prisión.

De esta manera se salvaguarda la intimidad de Alves, tomando todas las medidas necesarias para que no se filtre ninguna imagen suya en la cárcel. Se trata de una decisión no exenta de polémica, puesto que mientras que Brians 1 es para presos en prisión preventiva, Brians 2 es para presos condenados y el futbolista todavía no se ha sido juzgado.

Por otra parte, fuentes de la Fiscalía han revelado a El programa de Ana Rosa que por el momento no tienen ninguna noticia de que el brasileño quiera volver a prestar declaración como se ha dicho en las últimas horas. Lo que sí que parece seguro es que Alves estaría buscando a contrarreloj un nuevo abogado para defender una inocencia que, viendo sus contradicciones y la versión firme de su presunta víctima, cada vez más gente pone en duda. En Cotilleo.es tenemos una prueba, que ha salido publicada, y que estaría complicando su situación: su tatuaje.

La presunta víctima ha definido al detalle el tatuaje de Dani Alves

Dani Alves: su tatuaje le juega una mala pasada y empeora su situación
Dani Alves durante uno de sus partidos

>Varios medios de comunicación han hecho hincapié en el buen trabajo que ha realizado la discoteca donde se cometió la presunta agresión. Este centro nocturno ha cumplido con un escrupuloso protocolo que en estos casos se pone en marcha para proteger a la presunta víctima. Todos los periodistas que han tenido acceso al sumario coinciden en que esta chica ha dado una versión completamente creíble. Nadie ha podido identificar ningún tipo de contradicción y lo más preocupante para Dani Alves es que la presunta víctima ha definido con todo lujo de detalles el tatuaje que lleva debajo de su ombligo y que no se ve si no se quita la ropa. Esta prueba habría condicionado parte de la condena que está cumpliendo preventivamente el jugador de fútbol.

Hay otra cosa que ha aumentado la credibilidad de la presunta víctima. La chica ha renunciado a cualquier tipo de compensación económica por lo que ha sucedido y lo único que quiere es que se cumpla justicia y que Dani Alves, si finalmente es declarado culpable, ingrese en prisión. Ha salido publicado que en tal caso podría estar encerrado hasta un máximo de catorce años. Debemos dejar claro que hay que tener una extremada prudencia a la hora de hablar de este tema y que de momento nadie ha demostrado que el jugador de fútbol sea culpable. Es cierto que ningún periodista quiere dar la cara por él porque hay datos que no pueden publicarse y que demostrarían que presuntamente la posible víctima tiene razón.