comscore
sábado, 4 febrero 2023 10:22

Los errores que cometemos al desmaquillarnos que destrozan la piel

El maquillaje diario, unido a la contaminación y la suciedad que pasa por nuestro rostro cada día, empeoran el estado de la piel llevándola a un envejecimiento prematuro. Por eso, es tan importante desmaquillarse a diario y, más que eso, hacerlo correctamente sin errores. ¿Sabes si aplicas bien el producto o si haces los pasos adecuados?. Llevar una rutina de limpieza del rostro es esencial, además de retirar el maquillaje cada noche con productos y acciones específicas para los ojos y los labios.

Es primordial realizar un buen desmaquillado del rostro, ojos y labios, sin olvidar limpiar, tonificar e hidratar la piel aunque no nos hayamos maquillado. Los errores más comunes son frotar en lugar de limpiar, aplicar productos que no son adecuados o poca cantidad de los mismos, saltarse pasos como el de tonificar, o no limpiar la zona de la barbilla y cuello. Descubre los errores que seguramente cometas al desmaquillarte y cómo solucionarlos!.

Errores más comunes que cometemos al desmaquillarnos

Desmaquillarse: Estos son los discos de algodón que no debes utilizar jamás. Errores

Dado que manipulamos casi todo con las manos, éstas tienden a acumular muchas bacterias, suciedad e impurezas que no son invisibles a simple vista. Por ello, antes de tocarte la cara -y especialmente al desmaquillarte- es importante lavarse las manos. Esto también evitará que se depositen residuos de productos agresivos, como geles hidroalcohólicos, en la sensible piel del rostro.

A veces nos cuesta impregnar el algodón con producto suficiente. ¡Esto es un gran error al desmaquillarte! Sobre todo, cuando se trata de la leche limpiadora o el agua micelar. Recomiendo aplicar el producto en abundancia, porque si aplicamos poca cantidad la piel la absorberá y no realizará su función de limpieza. De esta manera, saturaremos la piel y con el algodón retiraremos todo lo que esta no absorba. Además aconsejo utilizar tisú en lugar de discos de algodón.

¿Sigues la rutina de desmaquillar, lavar e hidratar? ¡MAL! Después de haber retirado por completo el maquillaje y limpiar la piel es necesario aplicar tónico. El tónico va a retirar restos de limpiadora que siempre se quedan en la piel, e incluso, puede que salga suciedad que ésta no ha conseguido retirar. La función primordial del tónico es reequilibrar el PH de la piel, una función que por sí misma tarda en hacerlo dos horas, y que es necesaria antes de aplicar la crema hidratante.

Con esta acción lo único que conseguirás será manchar el ojo entero de máscara de pestañas y de sombra de ojos, llegando hasta la ojera e impregnándola de más suciedad. Recomiendo utilizar un algodón para la zona de la bolsa y otro para las pestañas, y deslizar suavemente para que la suciedad se quede en el algodón. Por último, coloca el algodón en la parte superior del párpado y desliza desde la raíz de las pestañas hacia arriba.

Si no quieres comprar un producto indicado específicamente para desmaquillar los labios, recomiendo hacerlo con desmaquillante de ojos, ya que será el que mejor retirará el labial. Empapa un disco de algodón con el producto y comienza deslizando con suavidad el labio inferior, desde la comisura al centro. Primero una mitad del labio y a continuación la otra, del mismo modo el labio superior.

Tú tampoco desmaquillas el cuello, ¿verdad? ¿Y limpias el escote? A la hora de maquillarnos, normalmente difuminamos el maquillaje desde la barbilla hasta el cuello para difuminar y que no se vea el corte del maquillaje, o al menos, así deberíamos hacerlo. Pues bien, también hay que desmaquillarlo y seguir los mismos pasos que con el rostro. ¿Y el escote? Si no has aplicado polvos, bastará con prestarle un poco de atención a la zona haciendo una limpieza diaria, ya que normalmente se encuentra expuesta.

Uno de los errores más graves y que jamás debería convertirse en una rutina. Si no desmaquillas el rostro antes de ir a dormir, no estarás dejando que la grasa se expulse de tu piel de manera natural. No importa que tengas una piel equilibrada, el sebo está presente y necesita expulsarse para liberar toxinas y suciedad a través de los poros. Si quedan restos de base de maquillaje en tu piel, esa grasa no puede salir provocando acné o, en casos más severos, una infección de la piel producida por la grasa.

De nada sirve gastarse el dinero en cremas que contienen antioxidantes y que previenen el envejecimiento, si vamos a la cama sin desmaquillar estamos provocando justo lo contrario: una oxidación y un envejecimiento prematuro de la piel porque se rompe la estructura del colágeno y la elastina. Además, al no transpirar la piel, se impide su renovación celular.

La piel no se oxigena y la renovación celular no ocurre con lo que acumulamos más células muertas. Esto provoca que la piel se vuelva opaca y sin luminosidad por esa falta de oxígeno. Ahora que ya sabes cuáles son los errores que cometes, ¡soluciónalos! Notarás como, teniendo una nueva rutina (correcta) el estado de la piel de tu rostro mejorará considerablemente.