comscore
sábado, 4 febrero 2023 13:15

La receta de galletas de avena para desayunar saludable

Estas galletas de avena fáciles y rápidas que compartimos en RecetasGratis están muy ricas y se pueden degustar acompañadas con un chocolate calentito o bien un café. Esta receta es ideal para la gente que le guste la avena tanto como a nosotros y que busquen, a su vez, snacks saludables y caseros, ya que la cantidad utilizada de azúcar es mínima y, además, ofrecemos alternativas más sanas.

Si no dispones de mucho tiempo y quieres preparar un dulce sencillo y resultón para desayunar o merendar, prueba esta receta de galletas de avena fáciles de hacer. Quédate con nosotros, descubre cómo hacer galletas de avena y dinos qué te han parecido.

Ingredientes

Receta de galletas de avena

120 gramos de avena en copos suaves (hojuelas) 

 40 gramos de harina (de trigo o de avena) 

 40 gramos de azúcar (moreno o blanco) 

 1 huevo

 60 mililitros de aceite de girasol 

 1 cucharadita de levadura en polvo (polvos de hornear) 

 1 cucharadita de canela molida 

 1 pellizco de sal

Elaboración de las galletas de avena

La receta de galletas de avena para desayunar saludable

Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta formar una pasta. Si dispones de un robot mezclador, mucho mejor, pero si no es así, puedes mezclar con una espátula. Puedes usar azúcar blanco, azúcar moreno o panela. En cuanto a la harina, puede ser de trigo o de avena. Forra la bandeja del horno con papel sulfurizado o vegetal y forma las galletas de avena haciendo pequeñas bolas con las manos y luego aplastándolas. Para obtener unas galletas de avena crujientes, el truco está en no hacerlas muy gruesas.

Con el horno precalentado a 200 ºC con calor arriba y abajo y con la función de ventilador (en caso de tenerla), hornea las galletas de avena durante unos 10 minutoso hasta que estén doraditas. Deben quedar ligeramente tostadas, no mucho. Pasado ese tiempo, deja que las galletas de avenase enfríen y guárdalas en una caja o bote cerrado para que sigan crujientes. ¡Duran hasta 3 días! Como ves, esta es una receta de galletas de avena fáciles de hacer, ideal para niños y adultos porque son rapidísimas y muy saludables (sobre todo si usas azúcar moreno o panela).

Todas las recetas de galletas que podemos hacer

La receta de galletas de avena para desayunar saludable

Soy de esas personas que necesita tener siempre una caja con galletas caseras. En mi familia solo se compraban las suizas cuando íbamos de visita, y precisamente por querer disfrutarlas más a menudo aprendí a hornearlas yo misma. ¡Hay tantísima variedad que no podría elegir solo unas pocas! Pero es indudable que hay ciertas recetas de galletas que triunfan más que otras.

Las hay finísimas y crujientes, como las galletas napolitanas, otras más tiernas y saludables como la de avena y plátano, o incluso abizcochadas, hojaldradas o lisas, con chocolate, frutos secos, cereales o semillas, decoradas o rústicas, redondas o con formas divertidas, rellenas o glaseadas… Con tantos tipos diferentes, ¿cuáles creéis que son las cinco galletas más buscadas de Internet? Seguro que casi todas están entre vuestras favoritas. Si aún no os habéis puesto manos a la masa, con los consejos para conseguir galletas caseras perfectas caeréis seguro en la tentación.

En el número uno de este top tenían que entrar estas galletas o las siguientes, cualquier otra opción hubiera sido muy extraña. Las galletas de mantequilla son la madre de todas las galletas, a pesar de que también se pueden elaborar con otras grasas o con ausencia total de ellas. Hay galletas de aceite exquisitas, otros las prefieren con manteca o con mantequilla de cacahuete, y pueden quedar muy ricas solo con huevo… pero no hay nada como el delicioso sabor y la textura de unas buenas galletas de mantequilla.

Para que salgan ricas de verdad es imprescindible invertir en una buena mantequilla de calidad, y yo recomendaría no hacerlas demasiado dulces. La receta más básica nos sirve como base para decorarlas, para rellenarlas o para añadir otros ingredientes, como chips de chocolate, coco o almendras. También podemos jugar con la forma para dar con texturas distintas, dejándola enfriar varias horas o formando directamente bolitas más o menos chafadas.

Era inevitable encontrar las galletas de chocolate en segundo lugar. El cacao es un sabor clásico de multitud de postres y también enriquece a muchas masas de galletas, de nuevo bajo innumerables formas distintas. Nosotros nos quedamos con esta receta de la infalible Nigella Lawson porque son unas galletas de chocolate facilísimas de preparar, muy ricas y perfectas para preparar con niños. En este caso se elaboran con cacao pero también podríamos añadir trocitos de chocolate a la masa, o incluso bañarlas con chocolate fundido una vez frías.

Se ha popularizado el término «galletas de jengibre» aunque es una denominación un poco vaga. El jengibre solo es una especia que puede aromatizar cientos de galletas y dulces diferentes, si bien se suele asociar con la Navidad. Es imprescindible en los típicos hombres navideños o gingerbread men, cuya masa es la famosa de pan de jengibre, que en realidad lleva muchos más aromas.

En cualquier caso, creo que unas verdaderas galletas de jengibre necesitan dar el mayor protagonismo a esta especia tan particular -y rica-, combinada a ser posible con melaza o miel. Esta receta es una delicia que llena la casa de un aroma irresistible y hogareño, y ya nos anuncia días más fríos en los que hornear es un placer reconfortante.