comscore
lunes, 28 noviembre 2022 23:50

Usos alternativos del vinagre que te sorprenderán

El vinagre no es un producto que guste a mucha gente, sobre todo el tradicional de siempre, por su olor, pero lo que sí que interesa cada vez a más personas es la limpieza ecológica, con vistas a ahorrar dinero y respetar el medio ambiente. Por ese motivo, en lugar de los detergentes habituales, la gente busca cada vez más soluciones alternativas, con productos naturales y baratos que quizá ya tengamos en nuestra despensa o nevera. Y es aquí donde hemos encontrado un vinagre que te puede dejar los platos más limpios que cualquier jabón.

Qué es el vinagre

vinagre
En la actualidad se comercializan diez tipos diferentes de vinagre, por culpa del ácido acético

El vinagre contiene habitualmente una concentración que va de 3% al 5% de ácido acético, los naturales también contienen pequeñas cantidades de ácido tartárico y ácido cítrico. Su origen es una de esas afortunadas casualidades que nunca vienen indicadas en ningún documento histórico. Lo que sí está comprobado es que puede ayudarte a matar agentes patógenos, incluyendo a las bacterias. Se ha utilizado tradicionalmente para la limpieza y la desinfección, el tratamiento del hongo de las uñas, los piojos, las verrugas y las infecciones del oído. En estos momentos, se comercializan más de 10 tipos y la diferencia fundamental entre ellos se halla en la concentración de ácido acético.

Vinagre para limpieza

vinagre
Hay diferentes tipos de vinagre pero no todos sirven para hacer la limpieza

Entre esas soluciones alternativas puede estar el vinagre, en combinación con el siempre presente bicarbonato de sodio, que también se utiliza con frecuencia en la lavadora para limpiar la ropa. Aunque parezca mentira, hay al menos tres tipos útiles de este líquido miscible y no siempre es fácil entender cuál utilizar, para qué y cómo. En el artículo de hoy trataremos de arrojar algo de luz sobre el tema, aprendiendo a hacer fácilmente malabares con el vinagre de vino blanco, el de manzana y el de alcohol.

El de vino blanco

vinagre 4 Usos alternativos del vinagre que te sorprenderán
El de vino blanco te puede servir para limpiar inodoros, grifos, horno o ventanas

Para hablar de vinagre para la limpieza, se utiliza un nombre muy común que, en realidad, indicaría al menos 3 tipos de productos más específicos. Para el hogar, de hecho, podemos utilizar: el de vino blanco que se derivaría de la fermentación del vino, el de manzana que se derivaría de la fermentación de la sidra y del mosto de manzana, y el de alcohol, una solución de agua y ácido acético. Para tareas de limpieza más comunes, como desincrustar y blanquear el inodoro u otros sanitarios, limpiar los grifos, el horno o las ventanas, se puede utilizar vinagre de vino blanco. Siempre debemos diluirlo en agua, incluso destilada, en una proporción de 1 a 3, es decir, una parte de vinagre por 3 de agua.

Qué limpiar con el de manzana

vinagre 2 Usos alternativos del vinagre que te sorprenderán
El de manzana nos puede servir para limpiar cortinas, alfombras o incluso la vajilla de plata

El vinagre de manzana, que tiene un olor algo más suave, sería adecuado como desengrasante y antiolor. Diluyéndolo en agua, esta vez también en una proporción de 1 a 2 (una parte de vinagre por dos de agua), podríamos utilizarlo, por ejemplo, para limpiar ciertos tejidos como cortinas o alfombras, o la vajilla de plata, y para eliminar las manchas de grasa más difíciles y las de moho. Aquí no se necesita, pero si quieres reducir su olor penetrante, el que puede tener el de vino blanco, puedes añadir unas gotas de aceite esencial como el de eucalipto o de limón.

El de alcohol

vinagre
El de alcohol es el único que puede utilizarse para echarlo en la lavadora

Por último, el vinagre de alcohol tendría una potente acción anticalcárea, higienizante y desengrasante. De nuevo, debe diluirse con agua en una proporción de 1 a 3. Al igual que el de vino blanco, y a diferencia del de manzana, éste puede utilizarse en la lavadora para lavar la ropa. En este caso, su acción sería blanqueadora y, por tanto, estaría especialmente indicada para las prendas blancas que han perdido blancura o se han vuelto amarillas con el tiempo o una mala limpieza.

Lo que no se puede lavar

vinagre
Hay materiales como el mármol a los que nunca debes echar vinagre

Aunque hemos desvelado ya el vinagre que puedes utilizar para sustituir el jabón que usas en la lavadora, hay que recordar que, independientemente del tipo, el vinagre no debe utilizarse nunca para limpiar determinados materiales como la madera, el mármol, otras piedras naturales y el hierro fundido. La sugerencia, además, es tener siempre cuidado y probar primero el efecto de la sustancia en un rincón de la zona que se pretende limpiar para ver si realmente lo hace, antes de impregnarla toda entera por si no es lo que esperabas y así no llevarte un susto.