comscore
miércoles, 30 noviembre 2022 4:45

Las especias para darle un toque diferente al pollo asado

A veces los astros se alinean cuando necesitamos inspiración culinaria. Tenía un pollo asado esperando su destino en la nevera pero no se me ocurría cómo prepararlos, y de repente se me cruzó esta receta del New York Times. La mención al zaatar fue suficiente para lanzarme a modificar el plato a mi gusto y así salieron estos contramuslos de pollo al aroma de Oriente Medio.

Os recomiendo buscar en tiendas especializadas la mezcla de especias zaatar, es una maravilla de aromas y sabores que transforman por completo cualquier plato. También podeís improvisar un poco vuestra propia mezcla, combinando semillas de sésamo tostadas con tomillo, mejorana, comino, hinojo, orégano, sal y sumac o zumaque, que es de color rojizo y ligeramente ácido. Se puede omitir, pero si os apasionan las especias, buscadlo y os encantará.

Ingredientes

650 1200 Las especias para darle un toque diferente al pollo asado

Contramuslos de pollo deshuesados

Dientes de ajo prensados

Aceite de oliva virgen extra 60 ml

Limón 

Zaatar o mezcla casera 30 ml

Yogur griego natural 250 g

Cuscús 200 g

Tomillo seco 

Pimienta negra molida 

Sal

Preparación del pollo asado

pollo asado

Secar los contramuslos de pollo con papel de cocina y retirar los posibles excesos de grasa. Si son piezas muy grandes, cortar en dos. Disponer en una fuente o plato hondo y mezclar con 45 ml de aceite de oliva virgen extra -he usado arbequina y le va muy bien-, la ralladura y el zumo del limón y los ajos prensados, reservando un poco de ajo para el yogur.

Si no tenemos zaatar, tostar 1 cucharada de semillas de sésamo en una sartén y mezclar con 1 cucharadita de tomillo seco, 1 cucharadita de orégano seco, 1/2 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de sal y 1/2 cucharadita de zumaque o de pimentón agridulce, para dar color. Mezclar muy bien con el pollo, tapar y llevar a la nevera como mínimo media hora.

Calentar una plancha o grill y cocinar el pollo sin escurrir a fuego fuerte hasta dejarlo bien dorado por ambos lados, unos 5-8 minutos por cada cara. Cocinar mientras tanto el cuscús y mezclar con tomillo, pimienta y sal al gusto. Escurrir el yogur y mezclar con una o dos cucharada de aceite de oliva, la ralladura del otro limón, el ajo y salpimentar.

Los contramuslos de pollo al aroma de Oriente Medio hacen una pareja estupenda con el cuscús y el yogur aromatizado les da un punto refrescante que se agradece más ahora que llega el calor. Podemos preparar también una ensalada fresca o simplemente cortar unos buenos tomates para tener un menú bien completo.

Todas las recetas que hacer con pollo asado

4d95ee421422145ef856c040751d4386 Las especias para darle un toque diferente al pollo asado

Lo bueno es que además de ser una receta estupenda, genera muchas recetas de aprovechamiento por lo que con un pollo asado, tenemos siete recetas para aprovecharlo durante el resto de la semana. Hoy os cuento cómo podéis hacer para sacar partido a los huesos, piel, tajadas sobrantes y restos de un pollo asado, sin tirar nada.

Para planificar una semana con pollo asado y sus recetas derivadas en las que aprovecharemos todo lo que nos sobre, os progongo comenzar el sábado para que tengáis el fin de semana para hacer las preparaciones que os sugiero. Ya veréis cuánto juego nos va a dar este pollo, sobre todo en recetas para la hora de la cena. Os voy a dar tantas ideas que quizás sea mejor que hagáis dos pollos asados, para que haya más material con el que trabajar.

Son muchas las recetas de pollo asado que hemos publicado. Si antes os hablaba de la del pollo de Carpanta o la del pollo asado de mi abuela, también os recuerdo que tenemos muchas posibilidades para elegir. Lo que os recomiendo es que visitéis estas doce recetas de pollo asado, para que veáis cuál o cuáles os apetecen más y así podáis ir variando.

Con los huesos, las pieles y las partes menos carnosas que nos hayan sobrado, me encanta preparar una buena sopa de pollo. Si habéis hecho o habéis comprado dos pollos, podéis hacer hasta 2 litros de buen caldo, que además podremos utilizar en muchísimas recetas. 

Para hacerlo, yo añado a los huesos y pieles la salsa que me haya sobrado del pollo asado y un puñadito de verduras deshidratadas para que tenga más sabor. Aquí tenéis una receta de sopa de pollo casera hecha con carcasas de pollo y hortalizas.

Con los trocitos de pollo desmenuzados, podemos hacer muchas recetas. Desde croquetas, rellenos de canelones o lasañas, empanadas o incluso tropezones para las sopas, a recetas más elaboradas. Una de mis preferidas es esta trenza de pollo al curry, ideal para sorprender a los invitados, que está buenísima tanto en frío como en caliente. Incluso si al hacer la trenza os sobra relleno, probad a usarlo para hacer estas croquetas de pollo al curry y todos alucinarán con el sabor.