comscore
jueves, 1 diciembre 2022 14:14

Alitas de pollo: Cómo hacerlas al ajillo en el horno

Alitas de pollo al horno al ajillo. Otra forma de hacer las recurrentes alitas de pollo, tan típicas de la cocina española. En este caso, en vez de freírlas, vamos a proceder a hornearlas, reduciendo así a la mitad su contenido en calorías. Esta receta es muy rica y facil de hacer. Y sobre todo cómoda, porque como decíamos, se cocina en el horno. En menos de una hora tendrás unas sabrosas alitas de pollo al ajillo, preparadas al horno.

Esta receta de alas de pollo al ajillo al horno es una variación de las alitas de pollo al ajillo que preparamos en alguna ocasión. La diferencia es obvia, mientras la segunda receta se prepara en una cazuela o una sartén, esta la prepararemos al horno.

Las recetas al ajillo son muy sencillas, por lo general se macera algún tipo de carne con una abundante cantidad de ajo picado y vino. Es conveniente dejarlo macerar para que la carne se impregne con el majado y de este modo adquiera el sabor a ajo.

Al prepararlo al horno podremos darle un toque más crujiente a la piel de las alitas de pollo, solo hay que tener cuidado porque los trocitos de ajo se queman con facilidad y amargan la mezcla. Pero con cuidado podremos darle un toque tostado cuya textura complementa bien el sabor de estas alas de pollo al ajillo al horno.

Ingredientes

Pollo al ajillo Alitas de pollo: Cómo hacerlas al ajillo en el horno

1kg de alitas de pollo

8 dientes de ajo

Un poco de perejil fresco

1 vaso de vino blanco

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Elaboración de la receta

Alitas de pollo al ajillo

En un mortero, ponemos los dientes de ajo previamente pelados y troceados, y los machacamos junto con el perejil. Añadimos el aceite de oliva y seguimos machacamos para crear la salsa en la que luego maceraremos las alitas de pollo. En un bol grande, mezclamos esta salsa, con el vaso de vino blanco y le añadimos las alitas ya limpias y cortadas.

Mezclamos bien y dejamos macerar la mezcla unos 20 minutos, en la nevera, para que las alitas se impregnen bien del sabor de la salsa.

Transcurrido ese tiempo, ponemos las alitas de pollo junto con la salsa en una fuente y lo metemos todo al horno, previamente calentado a unos 210ºC. Dejamos que se hornee durante unos 25 minutos. Pasado ese tiempo, damos la vuelta a cada alita y volvemos a introducir todo en el horno. Dejamos que se cocine otros 25 minutos, hasta que estén bien doradas.

Formas para cocinar las alitas de pollo

alitas de pollo al horno Alitas de pollo: Cómo hacerlas al ajillo en el horno

Es difícil cansarse de comer alitas de pollo. Tiernas y jugosas por dentro, crujientes por fuera. Sólo de pensarlo se nos hace la boca agua. Alitas al ajillo, a la americana, estilo thai, tandoori, teriyaki, con salsa piri piri de Mozambique o agridulce china. Alitas fritas, alitas al horno, alitas a la barbacoa, a la parrilla o guisadas… Y, si nos lo proponemos, podemos seguir.

Lo que sí está claro es que las alitas de pollo son un bocado popular en todo el mundo, que se pueden preparar de 1.001 formas, todas deliciosas. Reunirse con la familia o amigos y darse un auténtico festín de alitas. Son como las pipas, cuando empiezas no puedes parar. Pura adicción. Solo salpimentadas, adobadas o glaseadas, como más ricas están las alitas de pollo es bien crujientes, por lo que se suelen cocinar fritas y al horno. Si quieres que te queden super crujientes sigue estos consejos y siempre te quedarán ‘crunchy’.

En cada estado, región, ciudad… y casi en cada hogar de Estados Unidos preparan su propio adobo para una de las elaboraciones más populares, el pollo frito. Pero tan famoso es el adobo que preparan en Buffalo, la segunda ciudad más importante del Estado de Nueva York, que las alitas al estilo de Buffalo tienen fama en todo el país, y ya casi en todo el mundo.

Prepara en casa estas alitas de pollo a la americana o buffalo wings y entenderás por qué. Y recuerda que el verdadero secreto de las buffalo wings está en el adobo de especias, lleno de sabor y con una generosa cantidad de picante. La textura de los alimentos en la cocina a baja temperatura o cocina sous vide es otro mundo. Estas alitas de pollo a baja temperatura combinan el crujiente de la fritura con la extraordinaria jugosidad de la baja temperatura. Toda una delicia ahora al alcance de la cocina casera.

Corazón tierno, exterior crujiente, mezcla de sabores. Este pollo agridulce con alitas deshuesadas lo tiene todo: técnicas de cocina, puesto que se hace a baja temperatura, sabor, influencias orientales. ¡No te lo pierdas!. Las alitas de pollo son una pieza que tiende a secarse, por eso una de las mejores formas de aportarles jugosidad es marinándolas. En esta vídeo receta, te enseñamos cómo prepararlas al horno cubiertas de una mezcla de salsa de soja, miel y zumo de lima. ¡Un bocado tan fácil de preparar como suculento!