comscore
domingo, 4 diciembre 2022 16:36

El secreto para no volver a morderte las uñas 

El hábito de morderse las uñas, algo que siempre ha estado mal visto, se conoce con el término técnico de onicofagia. Se trata de un trastorno nervioso bastante frecuente que se da tanto en adultos como en niños, ya que suele iniciarse en edades muy tempranas –entre los tres y los seis años– como respuesta a situaciones de estrés, cansancio o incluso aburrimiento, aunque luego hay una tendencia a que este vicio se reduzca. En las siguientes líneas te vamos a descubrir el secreto para perder esta fea costumbre.

Problemas por morderse las uñas

uñas
La onicofagia es algo más que una simple cuestión estética

El problema de morderse las uñas es que, además de provocarte heridas y otras lesiones en los dedos, puede causar problemas oclusivos importantes en la dentadura que pueden llevar a la necesidad de realizar una ortodoncia. Eso sin contar como hemos dicho que también se ve afectada la estética de las manos y los labios. Si lo haces constantemente te puede ocasionar lesiones que, en los casos más graves, provocan retracción de encías. Incluso, según estudios realizados recientemente, esta costumbre también puede generar trastornos mandibulares.

Al psicólogo por las uñas

uñas
Acudir al psicólogo puede ser la solución para perder esta costumbre

Al tratarse de un hábito lo de morderse las uñas, un acto reflejo que se produce para combatir momentos de ansiedad, la mejor manera de sobreponerse a él es con la ayuda de un psicólogo, creando pautas de comportamiento que favorezcan el control. También se puede recurrir a un odontólogo para que éste confeccione una férula especial que impida que se puedan juntar los incisivos superiores e inferiores e imposibilitar así que se pueda cortar la uña con los dientes. El tratamiento puede durar un mes y medio antes de que el paciente logre erradicar este hábito y ocho para recuperar la estética de los dedos.

Productos farmacéuticos

unas 2 El secreto para no volver a morderte las uñas 
Este esmalte es bueno hasta para los niños

Si no crees que lo de las uñas sea como para ir al psicólogo, también podrías controlar esta fea costumbre recurriendo a productos de farmacia como puede ser un esmalte de uñas incoloro y muy amargo de sabor, tanto que provocará el rechazo cada vez que una persona con onicofagia se llevo el dedo a la boca (una marca es Mordex). Otro tratamiento eficaz es el Amargo de Uñas de Soivre. El elevado amargor de la sal orgánica que contiene este producto le confiere un sabor muy desagradable. El rotulador de Raylex es otra opción ya que su aplicador tiene forma de rotulador y además favorece unas uñas fuertes debido a la acción de la biotina. 

Remedios caseros

unas 3 El secreto para no volver a morderte las uñas 
Usar guantes de algodón es un remedio casero que funciona

Otra opción para intentar no morderse las uñas es recurrir a remedios caseros como envolver las puntas de todos los dedos con tiritas o esparadrapo de modo que se interponga entre la uña y los dientes, mascar chicles (sin azúcar, por supuesto), sustituir el acto reflejo por una ocupación que exija concentración y que le ayude a olvidarse de las uñas, o hacer ejercicio físico para combatir situaciones de ansiedad. También puedes frotarte los dedos con pimienta negra, ajo o limón, aunque es importante que utilices estos productos con precaución para evitar una reacción en la boca. Y como último remedio usar guantes, a ser posible de algodón.

Trastorno obsesivo

uñas
La tricotilomanía consiste en arrancarse mechones de pelo

Morderse las uñas, que para algunos es simplemente una costumbre o un hábito, para la Asociación Americana de Psiquiatría es algo más, ya que desde 2012 lo considera como un TOC (trastorno obsesivo compulsivo). Al ser un hábito aprendido, algunos expertos afirman que su origen dependerá de quienes los padecen. Aun así, otros lo asocian a problemas conductuales asociados a la ansiedad y el estrés. Por tanto, no se puede decir que sea un síntoma, sino que es un signo subyacente de otro problema. Los profesionales de la medicina no se ponen de acuerdo sobre si es un trastorno patológico similar a la dermatofagia o la tricotilomanía, que consisten en arrancarse pequeños trozos de piel o de mechones de pelo. 

La alimentación

uñas
Si comes alimentos ricos en vitamina B podrías dejar atrás este problema

Este problema de morderse las uñas, como tantos otros en la vida, podría incluso solucionarse con una alimentación adecuada. Si te las muerdes debido a la ansiedad, te recomendamos que sigas una dieta rica eácidos grasos omega 3 y alimentos ricos en vitamina B. Gracias a ellos, tendrás una mayor sensación de saciedad. Algunos de los alimentos indispensables en esa dieta serían los frutos secos, el salmón, la leche y la avena. Piensa que si eres uno de los que les gusta masticar uñas en vez de chicles, si sigues estos consejos podrás lucir unas manos saludables y cuidadas en muy pocos días.