comscore
martes, 6 diciembre 2022 18:12

Buñuelos de bacalao: así se hace para que queden perfectos

Los buñuelos son otro de esos platos que son muy fáciles y rápidos de cocinar, y acaban por tener un sabor que gusta a todo el mundo. Pueden ser dulces o salados, pero aquí los vamos a rellenar de bacalao y vamos a mostrar cómo deben quedar perfectos. Quizás lo más laborioso es realizar el arroz con tomate, pero eso no impide su sencillez ni que resulte ideal para un segundo plato o hasta para llevarlo como invitado a una fiesta, donde sin duda todo el mundo quedará sorprendido. Por si fuera poco, el producto estrella es un pescado que debería estar siempre en todas las neveras ya que aguanta bastante, es suave y con pocas espinas.

Lo mejor de estos buñuelos

buñuelos
El bacalao tiene muchas propiedades buenas para nuestro organismo

Lo mejor de estos buñuelos es que van rellenos de bacalao, un pescado en el que el 75 % de su peso total es comestible. Entre sus ventajas destacan que presenta un bajo contenido graso, proporciona gran cantidad de proteínas de alto valor biológico y carece de azúcar, por lo que sus calorías son escasas. Un kilo de bacalao aporta, en nutrientes, lo mismo que 3,2 kilos de otro pescado. Por si eso no fuera bastante, ayuda a crecer, pues tiene tantas proteínas como la carne, y aporta calcio, potasio y fósforo, por lo que es bueno además para la osteoporosis, para el corazón y la contracción muscular y para el cerebro. Sus ácidos grasos omega 3 contribuyen a reducir el colesterol.

Ingredientes de los buñuelos

buñuelos
Con un buen trozo de bacalao te bastará para los buñuelos

Una de las grandes ventajas de esta receta de buñuelos de bacalao es que en apenas 40 minutos la podemos tener ya acabada. Para llevarla a cabo vas a necesitar como ingredientes un buen trozo de bacalao, 300 gramos de patatas, 2 cebollas pequeñas, 2 huevos, perejil picado, pimiento, ajo, 500 gramos de tomates, una taza de arroz carolino (aquel que durante su confección absorbe totalmente el agua y los condimentos, por lo que es un arroz muy sabroso y, después de cocido, el grano se encuentra envuelto en un caldo cremoso), sal y aceite. Como se ve, salvo el ingrediente principal, todos los demás productos son habituales en las cocinas, por lo que no vas a perder tampoco tiempo en buscarlos.

Primeros pasos

bunuelos Buñuelos de bacalao: así se hace para que queden perfectos
Hay que cocer primero el bacalao en una olla con agua hirviendo

Para empezar a preparar estos sabrosísimos buñuelos de bacalao lo primero que tendrás que hacer es cocer el trozo desalado que tengas del mismo en una olla con agua hirviendo. Esperas un minuto y apagas el fuego. Después, trascurridos 15 minutos, retiras el pescado y le quitas la piel y las espinas. Para desmenuzar el bacalao lo mejor es hacerlo en un paño de cocina. El siguiente paso sería cocer 300 gramos de patatas con piel y pelarlas, y mezclar en una cacerola las mismas hechas puré con el bacalao, una cebolla pequeña picada, pimienta, sal, perejil picado y 2 huevos pequeños enteros.

Cómo finalizar la receta

buñuelos
Así de «tentadores» pueden quedar ya hechos estos buñuelos de bacalao

Para finalizar la receta de buñuelos de bacalao debes remover todos los ingredientes hasta obtener una masa consistente y a continuación moldearlos y freírlos en aceite hasta que queden dorados. El siguiente paso sería hacer arroz con tomate, y para ello hay que poner en una cazuela 1 decilitro de aceite y rehogar una cebolla pequeña picada y 2 dientes de ajo bien picados, y añadir medio kilo de tomates, sin piel ni pepitas y agregar al sofrito con un poco de sal. Se dejar rehogar un poco y se añaden 3 tazas de agua. Se poner a hervir, se añade una taza de arroz carolino y se cuece entre 15 y 20 minutos. Solo queda dejar que se rinda un poco y servir con los buñuelos.

De postre

buñuelos
Los buñuelos de viento los puedes rellenar con lo que más te guste

Si quieres completar tus buñuelos de bacalao con un buen postre, nada mejor que hacerlo con unos buñuelos de viento. Los puedes hacer con diferentes rellenos: crema pastelera, crema de chocolate y nata montada. Los de viento son unos de nuestros dulces más antiguos y tradicionales. En la festividad de todos los santos no pueden faltar, aunque también se comen en otras celebraciones como carnaval o semana Santa. Depende de la zona los rellenos cambian y con el tiempo también han ido apareciendo diferentes versiones. Los de crema nos encantan, pero es muy difícil decidir cuales están más ricos, destacando los de crema pastelera, chocolate y nata. Son muy fáciles de hacer y los rellenos también. Los rellenos podemos prepararlos con antelación y la masa también para tenerlo todo listo poco antes de servir y sólo tener que freírlos y rellenarlos.