comscore
domingo, 27 noviembre 2022 15:45

El calefactor de Lidl que arrasa para ahorrar al máximo en energía

El frío ya está aquí y se nota. El hogar de convierte en algo más que un mero refugio para resguardarnos de las bajas temperaturas, la lluvia o incluso la nieve, es por eso que tenemos que recurrir al calefactor de Lidl. El problema es que con el precio actual de la factura de la luz tratamos tener encendida la calefacción el menor número de horas posible por lo que, en la mayoría de los casos, nuestra casa no llega a calentar tanto como nos gustaría.

Por ello, existen calefactores que podemos poner en habitaciones determinadas para calentar solo el espacio que queramos. Lidl cuenta con un diversos productos que pueden cubrir este tipo de necesidades, como su Calefactor de vidrio. Con un «diseño elegante», este producto, que se puede adquirir por menos de 50 euros, tiene un termostato de regulación continúa.

Con la llegada de las bajas temperaturas a España son muchas las personas que se encuentran en búsqueda de un calefactor para mantener su casa caliente sin tener que recurrir a un gran desembolso. Lidl, que para los meses de calor tiene un aire acondicionado por 20 euros, para estas fechas más frías cuenta con un calefactor de invierno compacto por menos de 13 euros.

Una de las situaciones que no le será extraña a mucha gente es la necesidad de calentar una zona de la casa en algún momento. Esto se ha visto potenciado con el teletrabajo y el tener que pasar bastantes horas sentado en una habitación. En estos casos no es rentable poner la calefacción de toda la casa y el producto de Lidl puede ser la mejor solución.

Calefactor 2000W

Calefactor de Lidl

Un calentador, también llamado estufa en algunas regiones, es un aparato que proporciona genera un flujo de aire caliente a partir de una fuente de calor para mantener cálido el lugar en el que se encuentre situado. En el mercado se pueden encontrar de diferentes tipos, pero los portátiles son los más demandados.

Lidl tiene a la venta tanto en su página web como en sus diferentes tiendas físicas un calefactor compacto y portátil barato que permite calentar cualquier habitación de una casa de forma cómoda. Entre sus principales características destacan su potencia de 2000 W, una práctica asa en la parte superior para agarrarlo mientras se desplaza y su función para usarlo también como ventilador.

El calefactor de Lidl es portátil, es decir, se puede llevar de una habitación a otra de forma cómoda. Además, es ideal para utilizarlo como fuente de calor adicional. Su funcionamiento es sencillo, ya que basta con enchufarlo a la red y seleccionar la potencia del aire y la temperatura con los dos botones giratorios de su parte inferior.

Un dispositivo que se puede comprar en dos colores diferentes: en negro o en blanco. También dispone de regulación continua de la temperatura, protección contra vuelco y sobrecalentamiento para una mayor seguridad, dos niveles de temperatura (1000/2000 W) y una longitud del cable de 180 centímetros.

El calefactor de Lidl también destaca por ofrecer un diseño compacto, con unas medidas de 22,5 x 26,5 x 16,0 centímetros y un peso de sólo 890 gramos. Un dispositivo que está fabricado con una carcasa de plástico y un rotor de aluminio.

Lidl también ha confirmado que su calefactor barato cuenta con tres años de garantía. Se trata de una buena y barata alternativa para aquellos que buscan un dispositivo para mantener alguna habitación de casa caliente durante el invierno.

Trucos para ahorrar en luz

Con la llegada del frío y el desplome de los termómetros, es necesario conocer una serie de trucos para calentar la casa sin que la factura de la luz nos quite el habla y nos deje sin blanca. Cambiando de hábitos y tomando una serie de precauciones lograremos ahorrar en el precio final de nuestro servicio, sin tener que renunciar al dulce calor del hogar. Purgar o sacar el aire de los radiadores es necesario al menos una vez al año, ya que suelen acumular pequeñas burbujas en el aire que impiden el paso del calor, y por tanto, no calientan con toda la potencia necesaria.

Un buen mantenimiento permitirá que la caldera funcione con el máximo rendimiento y evitará que se produzcan problemas importantes en el futuro. Algunas compañías incluyen en el contrato el servicio de mantenimiento de forma gratuita, recuerda realizarlo una vez al año para evitar sorpresas.

A veces llegamos a casa con el cuerpo frío y subimos la temperatura de la calefacción más de lo necesario. Sin embargo, los expertos aseguran que para calentar un hogar es suficiente con encender la caldera a 21 grados. No es necesario estar en casa en invierno con una temperatura tropical; es preferible ponerse un jersey antes de recibir una factura exorbitante. Con un termostato a mano podrás mantener la temperatura óptima y, ahorrar entre un 8% y un 13% en el consumo, lo que equivale a una reducción del gasto de entre 60 y 100 euros anuales.