comscore
miércoles, 17 agosto 2022 14:53

Cómo hacer unas sabrosas alitas de pollo en una freidora sin aceite

Las alitas de pollo tienen tantos defensores, que las consideran de largo la mejor parte de esta ave de corral, como detractores, algunos de éstos simplemente porque el comerlas siempre implica mancharse las manos. En esta ocasión las vamos a hacer en una freidora sin aceite y se va a poder apreciar cómo, pese a que parezca imposible en un producto que tiene precisamente en ese líquido elemento su complemento ideal, salen tiernas por dentro y con la piel muy crujiente y dorada sin haber tenido que usar ni una gota de aceite. Es más, cuando las saques verás que han perdido parte de su grasa, que está debajo del cestillo, por lo que, además de no absorber aceite de la fritura, pierden parte de la suya y quedan más ligeras.

Secreto para hacer las alitas

alitas
Sin aceite también se pueden obtener unas alitas crujientes

El secreto para clavar las alitas reside en hacerlas en dos tiempos, cocinándolas durante 15 minutos a 180º C para rematarlas después durante 5 minutos a 200º (o, incluso, 220º, si tu aparato alcanza esa temperatura) para lograr que la piel quede más crujiente. Por lo demás, basta escoger buenos condimentos, como la mezcla que os proponemos a continuación, que resulta infalible. Esta receta se puede hacer con tantas alitas como quepan en la superficie de la bandeja de tu freidora sin aceite. Ahora bien, solo pueden ocupar una capa. En ningún caso pueden estar superpuestas o no lograremos que queden crujientes. Esto limita mucho la cantidad que podemos hacer, que en muchos casos no pasarán de tres o cuatro.