comscore
viernes, 2 diciembre 2022 6:23

Esto es lo que nunca deberías hacer al cepillarte los dientes

Hay muchos rituales antes, durante y después de cepillarte los dientes y, como en otros muchos aspectos de la vida, no encontraríamos unanimidad en la hora de decidir cuál es el procedimiento más correcto. Mientras hay quién pone la pasta en el cepillo y después lo moja, hay otros que mojan primero el cepillo y después ponen la pasta; pero también hay quienes ponen el dentífrico y nunca lo mojan. ¿Quién lo hace mejor?.

Sobre este tema ha habido debates y parece que todo el mundo sigue su método «más por inercia que pensando en lo que hace realmente», explica el doctor Víctor Laguna Tisaire. «Cuando nos cepillamos los dientes seguimos una serie de movimientos que hemos memorizado y, incluso, tenemos tendencia a repetir el patrón de manera inconsciente», añade.

Pero varios estudios que han desarrollado diferentes profesionales del sector apuntan que la forma más correcta sería la que mantiene el cepillo seco antes de ponérnoslo en la boca. Si lo mojamos, podemos diluir la pasta de dientes y reducir los efectos, así como favorecer que el cepillo no pueda arrastrar la suciedad con la fuerza que se necesita. En este sentido, si haces una limpieza bucal con un cepillo muy mojado y una pasta de dientes bastante diluida, representará un error que nos hará perder la eficacia del cepillado.

Así deberías cepillarte los dientes

dientes Esto es lo que nunca deberías hacer al cepillarte los dientes

Para el doctor Laguna, no obstante, «entrar a debatir sobre la repercusión que tiene mojar el cepillo o no sobre la higiene bucal es una cosa insignificante, puesto que lo más importante es hacer un buen cepillado concienzudamente para limpiar todas las piezas en la duración correcta, que son dos minutos, y usar crema con flúor». Si dentro de los preparativos para cepillarse los dientes, «alguien tiene necesidad de mojar el cepillo porque así le es menos agresivo, probablemente lo que habría que hacer es usar un cepillo de dientes con cerdas más suaves», añade Laguna.

Así pues, cuando queramos cepillarnos los dientes, lo mejor es que esté seco. O, en caso de que sea de cerdas muy duras, lo mojamos el mínimo posible. Así se podrá poner mejor la pasta dental, que se fijará directamente en el cepillo de dientes y a nuestros dientes.

Todo lo que deberías hacer a la hora de lavarse los dientes

cepillarte los dientes

No, lavarse los dientes no consiste únicamente en limitarse a cepillarlos de arriba a abajo con cierta ‘efusividad’, utilizando la primera pasta que tengamos a mano. Hacerlo bien tiene su ciencia y todo se asiente sobre dos pilares básicos: la elección de cepillo y de pasta dentífrica. «La recomendación que yo doy a mis pacientes es que el cepillo sea, siempre, eléctrico. En cuanto a la pasta, siempre debe llevar flúor y no ha de provocar abrasión. También es un plus utilizar pastas de dientes blanqueantes y que den sensación de frescor», explica el doctor Carlos Saiz, experto en estética dental de Clínicas Carlos Saiz Smile, Madrid y Barcelona.

Según recogen los expertos de Sanitas Dental en la guía ‘Una sonrisa perfecta’ es «renovar el cepillo cada tres meses o siempre que lo veamos desgastado». ¿Cuántas veces nos tenemos que lavar los dientes al día? Lo ideal sería cepillarnos los dientes después de cada comida o, al menos, dos veces al día, incidiendo en la higiene entre los dientes, utilizando cepillos interdentales o seda dental.

Aunque en vacaciones, puede que nos resulte más complicado, el doctor Saiz hace hincapié en la importancia de mantener, en la medida de lo posible, nuestras rutinas porque «descuidar la higiene puede aumentar problemas de las encías como la gingivitis». Para evitarlo, recomienda «aclararse la boca después de cada comida o llevar un pequeño neceser con un minicepillo de dientes de viaje».

¿Cómo sería un correcto lavado de dientes: sentido, duración, ‘fuerza’? «Lo ideal es utilizar un cepillo eléctrico y pasarlo suavemente por cada diente y con movimientos circulares. Cepillarlos rápido no es efectivo. Hay que tomarse un tiempo para que la limpieza sea correcta. Lo ideal es que la duración sea de unos tres o cuatro minutos«. ¿Y si no tenemos cepillo eléctrico? Entonces, la ‘maniobra’ cambia: hay que hacer movimientos rotatorios de adelante hacia atrás en todos los dientes.

¿Qué hacemos con las encías y la lengua? «Las encías hay que cepillarlas suavemente porque es una zona muy sensible. Obviamente, la lengua también hay que cepillarla. No hacerlo provoca que se arrastre la suciedad a los dientes, sobre todo, por detrás, lo que puede provocar la aparición de más sarro«.

Seguimos. ¿Qué hacemos si nos sangran las encías? «Lo mejor es acudir a la clínica para que se lleve a cabo hagamos un estudio de por qué sangran y, a partir de ahí, pautar la rutina de cepillado más adecuada y tratamiento si es necesario». ¿Es bueno usar colutorios? «Sí, pero con mesura y conviene recalcar que su uso, en ningún caso, sustituye al cepillado. De hecho, hay estudios que señalan que el uso excesivo podría eliminar microorganismos que son beneficiosos para nuestros dientes. Otro dato importante es que los colutorios deben ser siempre sin alcohol«.