comscore
domingo, 4 diciembre 2022 9:07

José Ortega Cano, peligro en su entrevista con Ana Rosa Quintana: el error que nadie olvida

No corren buenos tiempos en la vida de José Ortega Cano y en Cotilleo.es sabemos el motivo. Viendo como su matrimonio se va por la deriva y que no puede hacer nada para controlar la expectación mediática que suscita cada fin de semana el testimonio de su todavía mujer en los platós, el torero el viernes mostraba ante los medios de comunicación su peor cara. Perdía los nervios ante las preguntas de su inminente divorcio y zanjaba las preguntas con gritos: «¡Iros de aquí!». El público ha condenado este error.

El pasado sábado hemos podido verle de nuevo en la plaza de toros de Las Ventas, muy unido al novio de su hija Gloria Camila, David García, que no se separaba de él ni un solo momento y acudía al festejo taurino con su suegro para que no estuviera solo. El diestro llegaba a la plaza de toros y se deja ver conversando junto al joven al salir del coche, dejando constancia de la buena relación que existe entre ellos. En Cotilleo.es sabemos cómo es la relación entre ambos.

El gran apoyo de Ortega Cano

ortega cano
José Ortega Cano posando después de dar unas declaraciones

>El novio de la colaboradora ha estado muy pendiente de Ortega y no le ha dejado solo cuando más le necesitaba. Su hija Gloria es la que ocupa siempre ese lugar, pero debido a su participación en ‘Pesadilla en El Paraíso’, el maestro se ha quedado sin su principal apoyo, volcándose con su yerno que le ha demostrado ser como un hijo para él. Ana Rosa Quintana le va a preguntar por el concurso. Gloria Camila es la gran protagonista y Ana Rosa necesita tener muchas respuestas.

El torero evitaba responder si es cierto que la posibilidad de que cuando su hijo José Fernando regrese a casa podría ser el motivo final de ruptura matrimonial con Ana María Aldón. En Cotilleo.es sabemos que ahí empezó su malestar. Una información que se exponía públicamente el pasado viernes en Sálvame y de la que Ortega no ha querido mostrar su opinión, ni siquiera confirmar o desmentir.

El torero entra en las ventas sin contestar a las preguntas de la prensa, tampoco habla acerca de la entrevista que dará en televisión con Ana Rosa Quintana en la que hablará de su situación personal y matrimonial, algo que lleva siendo noticia desde antes de verano. La presentadora es la única que puede conseguir la verdad.

Desvelamos el gran error de José Ortega Cano

jose ortega cano

>Paloma García Pelayo comentaba hace unos días que le había llegado la información de que José Ortega Cano habría iniciado el proceso de divorcio con Ana María Aldón, algo que el propio torero ha negado por activa y pasiva. Kiko Matamoros ha dado más datos al respecto y lo cierto es que el diestro no ha podido soportar la presión de los medios de comunicación.

Kiko ha hablado con el abogado de Ortega Cano y éste le ha asegurado que el torero no ha iniciado una demanda de divorcio, de ser cierto esta información, la primera que se hubiese enterado sería Ana María. Pero lo que nos ha llamado la atención es que el abogado le ha confirmado al colaborador que José se ha interesado en valorar el supuesto de divorcio. Un estudio para prevenirse en un futuro si finalmente deciden poner punto y final a su matrimonio.

Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana en la promoción de la nueva temporada de su programa

José Antonio Avilés era mandando en directo al domicilio familiar del torero para preguntarle a Ana María Aldón sobre esta información y sobre si era cierto, tal y como ha contado Kiko, que se reunió con Montse Suárez para preguntarle si podía marcharse de la casa. Y se ha encontrado con la salida inminente de José. Ana Rosa Quintana le tiene que preguntar por este asunto.

El torero acudía a la plaza de toros de Las Ventas y cuando ha llegado, un equipo de reporteros esperaba su llegada para también preguntarle por estas informaciones y nos hemos encontrado con el torero, muy nervioso. Cansado de la situación que hay en su casa, ha perdido completamente la compostura y ha tenido un amago, ante las cámaras: «¡Vete a m…! qué me dejéis en paz». Después de esto solo puede hacer algo: explicarle su postura a Ana Rosa Quintana.