comscore
viernes, 2 diciembre 2022 6:51

Esta crema de alcachofas va a ser tu plato más repetido del otoño

Sí, todos los cambios de estación causan algún que otro estrago: caída de pelo, falta de energía, apatía e incluso depresión… Aunque quizá el que da paso al otoño sea el peor, y es que ese bronceado fruto de tantos días de playa y piscina empieza a clarear, pero… ¡Que no cunda el pánico! Tenemos la solución para alargarlo de forma natural, y además, te ayudamos a conservar un cuerpo sano y bonito. Ten en cuenta esta crema de alcachofas y los alimentos de temporada para aprovechar que están en su mejor momento y llena de cesta de la compra con las vitaminas que tu cuerpo necesita para esta temporada.

Hemos seleccionado platos con ingredientes de temporada y que además tendrán un efecto directo sobre tu salud. Con muchos de estos platos podrás prolongar el bronceado que lograste durante el verano, te protegerás frente a resfriados y gripes y prepararás tu organismo para la llegada de las bajas temperaturas. Prepárate durante el otoño para la llegada del frío a la vez que desintoxicas tu cuerpo de los excesos del verano. Ponte en plan detox y antiox.

Vuelven los platos de cuchara, las sopas calentitas y los potajes vuelven a ser protagonistas en nuestras mesas. Nada para entrar en calor como un buen plato de legumbres y verduras.¿Has probado alguna vez la crema de alcachofas? No es una de las cremas de verduras más populares porque a veces es eclipsada por otras como la crema de calabacín, pero la alcachofa está llena de propiedades y prepararla en forma de puré o crema es una opción perfecta, fácil y rápida.

Ya los griegos y romanos conocían las alcachofas, conocidas por sus propiedades para reducir el colesterol; su poder digestivo y sus propiedades diuréticas. Es por eso que además de las conocidas alcachofas al horno, las alcachofas rellenas, o las alcachofas con jamón, te recomendamos probar esta deliciosa crema de alcachofas.

Ingredientes

1579171930 570761 1579598123 media normal Esta crema de alcachofas va a ser tu plato más repetido del otoño

4 alcachofas grandes (o 500 g de alcachofas congeladas o en conserva)

3 cebolletas

1 patata mediana

100 ml de nata para cocinar

Sal

Pimienta

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración crema de alcachofas

Crema de alcachofas

Las hojas externas de las alcachofas son duras y amargas, por lo que comemos solo la parte más interna. Debemos eliminar el cabo (dejando solo unos 2 o 3 cm), y todas las hojas que son completamente verdes.

Cuando llegamos el corazón, donde se ve la base más blanca, cortamos la punta, pelamos toda la base para quitar todo resto verde, cortamos por la mitad y retiramos las barbas que pueda tener en el centro. Te aconsejamos que uses un cuchillo de tamaño medio con un muy buen filo (como este), vas a notar la diferencia.

A medida que limpiamos las alcachofas, las vamos poniendo en un cuenco con agua fría y limón, vinagre o perejil, para que no se pongan negras. Una vez limpias las alcachofas las cortamos en tiras. Picamos la cebolleta y troceamos la patata.

Calentamos un chorro de aceite en una cacerola y pochamos la cebolleta, cuando esté transparente añadimos la patata y las alcachofas, removemos y salteamos durante 5 minutos, removiendo para que no se pegue.

Salpimentamos, cubrimos de agua al ras y dejamos cocer hasta que las alcachofas y la patata estén bien tiernas. Añadimos la nata, dejamos que vuelva a hervir, retiramos del fuego y trituramos. Rectificamos de sal si es necesario. Pasamos por un colador para eliminar cualquier fibra dura que pueda haber quedado de la alcachofa y servimos.

¿Por qué es buena esta receta?

alcachofas al microondas terminadas Esta crema de alcachofas va a ser tu plato más repetido del otoño

Esta crema de verduras además de estar deliciosa nos ayudará a reducir el colesterol, a mejorar nuestra digestión y, gracias a sus propiedades diuréticas, solucionaremos nuestros problemas de retención de líquidos. La alcachofa es sin duda una de las hortalizas más populares y consumidas, al menos aquí en España. Y no se debe solo a su incomparable sabor, es que las propiedades y beneficios de las alcachofas para la salud ya eran conocidos en tiempos antiguos.

Ya los griegos y romanos la conocían, porque se trata de una planta originaria del Mediterráneo. Entre las propiedades de las alcachofas más reconocidas se encuentra su efecto benéfico para reducir el colesterol; su poder digestivo y sus propiedades diuréticas. Vamos a hablar de todos estos beneficios, pero también os contaremos los trucos para limpiarla correctamente y os dejaremos las mejores recetas de alcachofa.

Las alcachofas están compuestas en su mayor parte por agua. Contienen además hidratos de carbono, en forma de inulina y fibra. Tienen un contenido de grasa muy bajo, por lo que aportan pocas calorías, 22 Kcal por cada 100 gramos.

Son ricas en vitamina B1, que es importante para que nuestro cuerpo aproveche los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, además de intervenir en el equilibrio del sistema nervioso. También contiene vitamina E, un antioxidante importante para el metabolismo y el sistema inmunitario. Entre los minerales, destacan el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio, aunque este último, al ser de origen vegetal, se aprovecha menos en el organismo.

Las alcachofas son ricas en fibra, por lo que favorecen el tránsito intestinal; por otra parte, los compuestos que le dan su sabor amargo (cinarina y cinaropicrina) tienen efecto diurético, y los esteroles reducen la absorción del colesterol.