comscore
jueves, 29 septiembre 2022 23:34

La infanta Cristina se vuelve a encontrar con Iñaki Urdangarin

Fue una gran deslealtad y pocos esperábamos que la infanta Cristina volviera a coincidir con Iñaki Urdangarin. Pero para sorpresa de todos la expareja se reencontraba en su período de vacaciones en la misma playa donde veraneaban cuando estaban juntos y lo hicieron acompañados de sus hijos pese a la inevitable tensión que se podía ver entre ambos. Ahora hemos podido ver como la infanta Cristina e Iñaki tenían que volver a coincidir pero esta vez para un momento más triste, en el que han tenido que despedir en Jaca a un íntimo amigo de la familia.

La infanta Cristina e Iñaki dicen adiós a Eduardo Roldán

>Tanto la infanta Cristina como Iñaki Urdangarin han vuelto a coincidir en esta ocasión para un motivo de gran tristeza. Ambos tuvieron que poner rumbo a Jaca (Huesca) para despedir a un gran e íntimo amigo, sobre todo, del rey Felipe VI, Eduardo Roldán. A los 83 años moría uno de los nombres más importantes de los deportes de invierno y una persona de gran prestigio para federaciones en general y para Aragón en particular. Junto a los ex duques de Palma fueron acompañados por sus hijos Pablo y Miguel, pero también por la infanta Elena.

Las infantas han sido un gran apoyo durante el velatorio para la viuda de Eduardo, quien siempre ha tenido una gran relación con nuestra casa real, por lo que desde la primera fila las Infantas han estado acompañándola, mientras Urdangarin y sus hijos se sentaba unas filas más atrás. Pese que en este momento el rey Felipe VI no se encontraba con sus hermanas, sí que más tarde en una visita privada fue a dar el pésame a los familiares de Eduardo Roldán.

Aún así, la familia real sí que tuvo su detalle de rigor en el funeral, ya que al lugar llegaron unas coronas de flores, en concreto tres, cada una con sus firmas. Se pudo ver una con el nombre de los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, otra con el de los reyes, Felipe VI y Letizia, y por último la de las infantas allí presentes, doña Elena y doña Cristina.

Por su parte, se pudo ver a la infanta Cristina y a Iñaki Urdangarin compartir una conversación distendida con sus hijos a la salida de la gran catedral de Jaca, lugar escogido para dar un multitudinario adiós a Eduardo Roldán, para después poner rumbo a un bar todos juntos y así seguir alargando el reencuentro con sus progenitores, según ha informado el Heraldo de Aragón.

El encontronazo de la Infanta con Paloma García-Pelayo

paloma garcia pelayo
La infanta Cristina no dudó en decir todo lo que pensaba a Paloma García-Pelayo en su encontronazo | Gtres.

>La infanta Cristina se encuentra ahora en todo el foco mediático debido al documental que estrenó hace poco Telecinco, Cristina de Borbón, rota de dolor y que cada domingo lanza un nuevo capítulo con su posterior debate dirigido por Diego Losada. Ha sido en este cuando la periodista Paloma García-Pelayo ha querido sacar a la luz un encontronazo que tuvo con la propia infanta Cristina. Pero antes, querido Cotillas, hay que poner en contexto.

Esta vez ha tocado el capítulo en el que se ha repasado la historia que tuvo que vivir la infanta Cristina con la imputación. No fueron momentos fáciles para la entonces pareja, que veía como su estabilidad se rompía por todos los lados y tuvieron que poner rumbo a Washington, donde se produjo la famosa imagen del ex duque de Palma huyendo de los periodistas. Es en este contexto donde sucedió el fortuito encuentro en un supermercado entre Paloma García-Pelayo y la infanta Cristina, que no dudó en decirle unas cuantas cosas a la cara a la periodista, pues fue esta en la quien se acercó a ella.

«Ya sé que está nerviosa, no merece la pena. Entiendo que es complicado», le dijo la periodista cuando la interceptó en el supermercado para preguntarle cómo estaba, a lo que la infanta Cristina respondió con un tajante: «Intentamos llevar una vida tranquila y ustedes no nos dejan». La periodista por tanto ha querido reflexionar sobre aquella época en la que veía a la Infanta «con mal aspecto y preocupada», pues daba la sensación de no esta cuidándose según la periodista con el detalle de no cambiarse ni de abrigo.

«Ella se sorprendió de que le abordara así a la cara, yo no quería incomodarla», también decía la periodista sobre este encontronazo. Todos coinciden, por tanto, que fueron momentos muy delicados para la Infanta que tuvo que ver como los cimientos de su vida se derrumbaban. Ella en ese momento quería tranquilidad, huir del foco mediático, pero todo era un escándalo para nuestro país y ya era demasiado tarde, tal y como dijo Paloma García-Pelayo eso ya no era posible cuando «su marido estaba imputado y ella ya estaba retirada de la agenda y la web de la Casa Real».