comscore
lunes, 30 enero 2023 23:15

José Fernando, gran aliado de Rocío Carrasco durante la guerra con los Mohedano: «Una corazonada»

En Cotilleo.es hemos descubierto la verdad. Rocío Carrasco continúa desgranando, a través de la docuserie En el nombre de Rocío, por qué no mantiene relación en la actualidad con ningún miembro de su familia mediática y en el episodio 12, que ya podemos ver en Mitele Plus, se centra en José Ortega Cano y en los hijos que su madre tuvo con el torero, José Fernando y Gloria Camila. Podemos adelantarles algo: Rociíto no ha perdido la esperanza y quiere recuperar a su hermano.

La hija de Rocío Jurado ha prometido que siempre intentó cuidar de sus hermanos, pero se encontró con un obstáculo que no esperaba: el mal carácter de José Ortega Cano. Según ha podido saber Cotilleo.es, el torero le pidió ayuda para corregir ciertos comportamientos de Gloria Camila y Rocío Carrasco no tardó en atender a la petición. La cuestión es que el torero no vio con buenos ojos las licencias que se tomó Rociíto y le advirtió de que ella no era madre de nadie, simplemente era su hermano. Carrasco no esperaba chocarse contra ese muro y decidió apartarse porque por aquel entonces no tenía energía. Estaba en guerra con Antonio David Flores y no podía permitirse tener más enemigos. 

Rocío Carrasco desenmascara sin piedad a Ortega Cano

Rocío Carrasco

>Sin medias tintas, la hija de Rocío Jurado habla por primera vez del grave accidente de coche sufrido por el viudo de La más grande en el año 2011 – en el que falleció una persona, Carlos Parra – y asegura que los presuntos problemas con el alcohol de Ortega no empezaron cuando falleció su madre, como el diestro ha confesado en alguna ocasión: «Él tiene ese problema con mucha anterioridad a que mi madre enferme. Es cierto que se le acrecienta cuando ella muere. Se desorienta, está en shock, pero el problema lo tiene de antes. Y todos los que hemos estado ahí día a día y hemos vivido en esa casa sabemos que lo que estoy diciendo es cierto«.

Echando la vista atrás, Rocío habla del accidente del torero – por el que cumplió dos años de prisión – y entre lágrimas recuerda lo mal que lo pasó al enterarse de que el padre de sus hermanos estaba muy grave a pesar de que entonces su relación ya era bastante distante: «Voy al hospital desde el momento en que me entero porque tengo sangre en las venas, soy humana. Y él, aparte de ser un ser humano, era el padre de dos niños pequeños, que eran mis hermanos» señala, destacando afectada que «esos dos niños se habían quedado sin madre y se podían quedar sin padre, después de lo que esos niños llevaban a las espaldas antes de venir a España». En Cotilleo.es podemos corroborar que Rocío Carrasco estuvo realmente preocupada. Tenía especial preocupación por José Fernando porque siempre fue su ojito derecho, aunque con Gloria también tenía buena relación.

«Siempre tuve la corazonada de que algo así iba a acabar pasando» afirma, revelando que «en más de una ocasión» se había cruzado con Ortega en sentido contrario en la carretera de Sevilla para la Yerbabuena y «casi se me echa encima con el coche». «Siempre tuve dentro que algo así acabaría pasando alguna vez» reconoce, dando una estocada al torero en su peor momento cuando su crisis con Ana María Aldón parece no tener solución.

El lado más desconocido de José Fernando

José Ortega Cano y José Fernando

>Precisamente cuando Ortega Cano estaba ingresado en el hospital tras haber sufrido dicho accidente, José Fernando cumplió 18 años y llamó a su hermana para saber qué le correspondía exactamente de la herencia de Rocío Jurado, como Rocío recuerda en la nueva entrega de su documental: «Me dice que necesita que le dé todos los papeles de la herencia de mi madre. Yo le digo, ‘mi vida, eso no me corresponde a mí, eso le corresponde a tu padre’ y él, enfadado al darse cuenta de que soy la última opción que le queda, se va enfadado y se pone a despotricar, con la cabeza hirviendo».

«Es un tío súper noble, con un gran corazón. Es un niño que no se ha metido nunca en nada de nadie, que no le ha hecho daño a nadie, salvo a sí mismo. Ha cometido errores, pero es el de mejores sentimientos. Se ha autodestruido» explica, dejando entrever el inmenso cariño que todavía siente por José Fernando.

Rocío Carrasco ha reconocido que con su hermano nunca ha tenido ningún problema, lo único que sucede es que él se ha posicionado al lado de José Ortega Cano. No está molesta por eso, todo lo contrario. Entiende que José Fernando es una persona vulnerable y que está en unas circunstancias especiales, de ahí que no haya tenido en cuenta sus últimos movimientos. No descarta retomar la relación con él en un futuro, pero prefiere ser prudente y esperar porque sabe que todavía no se siente preparada y no quiere cometer ningún error. Ha recordado que está siguiendo un proceso de recuperación porque Antonio David Flores y sus estrategias le unieron en una depresión de la que le ha costado mucho salir.