comscore
martes, 4 octubre 2022 19:04

Sepia a la plancha: así se hace para que no quede dura

Seguro que más de una vez has escuchado -y utilizado- aquello de «te voy a dar la del pulpo» haciendo referencia a la paliza que se le pega a este cefalópodo para ablandarlo antes de consumirlo. Aunque a día de hoy es algo simbólicos, lo cierto es que lo de ablandar a golpe y porrazos el pulpo, ‘asustarlo’ en agua hirviendo, o congelarlo para ablandar su carne son algunas de las técnicas que se llevan a cabo antes de ponernos a cocinarlo. Si en lugar de pulpo hablamos de sepia o de calamares, ¿qué procesos son los que debemos seguir para dejar su carne tierna?.

Los calamares, las sepias y los pulpos son los cefalópodos más consumidos en cocina, y es que no hay quién se resista a tomar esos manjares al lado del mar durante las vacaciones. Obvio que no nos damos estos caprichos culinarios solo cuando viajamos a la costa -aunque nos encante hacerlo- y cuando nos toca preparar sepia o calamar en casa, ¿ablandamos la carne correctamente?

Trucos para cocinar la sepia

Sepia a la plancha Sepia a la plancha: así se hace para que no quede dura

Aunque el calamar y la sepia tienen una carne bastante más tierna y fácil de manipular que la del pulpo, cuyos tentáculos están reforzados por colágeno, con este tipo de carne podemos caer en dos errores: que se nos quede seca o gomosa. 

Dependiendo de la receta que vayamos a preparar con el calamar o la sepia y dependiendo del tipo de cocción a la que vayamos a someter a estos ingredientes deberemos tener más o menos cuidado. Cuando vamos a preparar la sepia o los calamares guisados, al cocinarse de una manera más lenta y con jugos, el resultado será una carne mucho más blanda que si utilizamos la plancha.

El problema de la parrilla y de la plancha está en que, especialmente si se trata de trozos de sepia o de calamar gordos, por fuera se nos quede la carne dorada, mientras que por dentro se queda cruda, lo que provoca una textura gomosa. ¿Cómo podemos evitar que esto ocurra? Un truco de lo más sencillo es realizar varias incisiones en la carne de estos cefalópodos para que el calor pueda penetrar y se cocinen también por dentro. 

Antes de echarlos a la plancha, procura que estén a temperatura ambiente y que, en caso de trocearlos, las porciones sean similares para que se cocinen todas de igual manera. A la hora de echar la sepia o los calamares a la parrilla, intenta que la superficie esté muy caliente, y evita dar a vuelta a las porciones precipitadamente, deja que se doren bien por cada lado. 

Propiedades de la sepia

Sepia e1658924673563 Sepia a la plancha: así se hace para que no quede dura

La sepia (a veces también conocida como choco o jibia) es un molusco cefalópodo que cuenta con diez tentáculos y suele encontrarse en zonas poco profundas de mares u océanos y cercanas a la costa. Como ocurre con un gran número de pescados y mariscos, este molusco es un alimento muy valorado desde el punto de vista nutricional, ya que aporta numerosos beneficios a nuestro organismo. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo que hoy te lo contamos en Dagustín ?.

La sepia es una gran fuente de minerales como el selenio, el calcio, y en especial el yodo. De hecho, por cada 100 gramos de sepia encontramos unos 64 mg de yodo. Éste ayuda a mejorar nuestro metabolismo y además es beneficioso para el sistema circulatorio.

La sepia también es rica en vitaminas A, B y E. Entre las vitaminas del grupo B, destaca su aporte de vitamina B3 (buena para nuestro sistema nervioso y para transformar los nutrientes en energía), B6 (que favorece el funcionamiento del sistema inmunológico la producción de glóbulos rojos) y B12 (que favorece el correcto funcionamiento del corazón y el cerebro).

Además, supone un gran aporte de proteínas para nuestro organismo, mientras que su bajo contenido en grasas saturadas y su reducido aporte calórico convierten a la sepia en un alimento perfecto para aquellos que tengan intención de iniciar una dieta con el objetivo de perder peso.

No obstante, aquellos que tengan niveles de colesterol altos no deben abusar de este delicioso molusco. Y es que, además de todos los beneficios que hemos nombrado, la sepia también supone un importante aporte de colesterol, por lo que se ha de tener especial cuidado si la intención es reducir los niveles de esta sustancia.

Como siempre os recordamos, la manera de cocinar los pescados, mariscos o moluscos, también es importante. No serán iguales los beneficios que nos pueda aportar un plato de sepia preparada a la plancha que rebozada o servida con pasta o salsas. Sin duda la sepia es un pescado que aparte de tener un sabor bueno y poder combinarlo con multitud de alimentos además de poder tomarlo en diferentes formas y en cualquier comida, además de ser un pescado que es fácil de hacer en casa y sorprender a tus invitados con una cena o comida espectacular.