comscore
lunes, 3 octubre 2022 6:34

Lucía Rivera se sincera sobre su padre: «Me hicieron bullying durante años»

Después de mucho tiempo dándole vueltas, la hija adoptiva del torero Cayetano Rivera y de la actriz de Física o Química, Blanca Romero, Lucía Rivera ha tomado una de las decisiones más importantes de su vida, escribirle una carta a su padre biológico.

Y es que, lo más natural del mundo es que la influencer se haga muchas preguntas sobre quién su padre biológico, sobre si se parecerá a él o si lo que se ha creado en la mente es solamente un personaje, o no. «A veces me pregunto si es tan sensible como yo, tan romántico y soñador«, nos desvela Lucía.

La presentación más emotiva a Lucía Rivera

Lucía Rivera

> «Querido señor X», así es como empieza Lucía Rivera la carta que le dedica a su padre biológico. Una misiva que forma parte de una iniciativa en la que es la primera en participar. Este proyecto lo ha creado la también influencer, Estefanía Ruiz, a través de su Newsletter, que se llama Club de cartas y con la que pretende hacer públicas algunas de las cartas dedicadas a personas del pasado de aquellos personajes que quieran formar parte de esta idea.

Como ya hemos comentado antes, la primera en ponerse a escribir delante del ordenador ha sido la modelo. Y en ella ha tocado temas tan personales como su adopción. Pero antes de que dieran comienzo a las declaraciones de Rivera, Ruiz ha querido dedicarle un mensaje especial: «Quizás en algún momento alguna de mis palabras te resonó dentro. Y ojalá fuera que alguno de mis textos te llegó al corazón. Puede que te hayas sentido identificado o identificada con alguno de ellos, tal vez viviste una historia parecida o quizás soñaste con que te sucedía a ti. Puede que incluso ese sueño se acabara convirtiendo en una historia real».

Además, la personalidad ha añadido con mucho cariño y amor: «Me emociona que la primera invitada que escribe una carta en este club sea una buena amiga mía. A Lucía le doy gracias por haberse abierto de una forma tan sincera en estas líneas. Sé que en este Club de Cartas encontraremos muchas cartas a personas del pasado y estoy segura de que os veréis reflejados en muchas de ellas.»

Unas frases muy personales con las que le ha dado la palabra a Lucía Rivera, que no ha dudado en desnudarse completamente, por supuesto no literalmente, y dar unas declaraciones que podrían haber sentado mal a la persona que le dio su apellido, Cayetano Rivera. Aunque sinceramente en la redacción de Cotilleo.es no lo creemos.

Los sentimientos más desconocidos de Lucía Rivera

Lucía posando

>Si bien es cierto que la modelo en ningún momento ha especificado que esta carta estuviera dirigida a su padre biológico, el contenido de esta apunta directamente a él. Algo que nos lo hace pensar frases tan directas como: «si mis imaginaciones sobre ti serán ciertas», «si te he creado un personaje«, «si nuestras manos y piernas seguirán siendo iguales y si cada año que pasa sin saber de ti nos parecemos más o somos más desconocidos que nunca». La verdad es que estas declaraciones son desgarradoras y descorazonadoras.

«Has sido un pilar invisible que me ha permitido coger más aire», afirma no sin añadir, «cuando era pequeña me aterraba la idea de contar que soy adoptada por parte de padre porque este hecho fue motivo por el que me hicieron bullying durante muchos años«.

No obstante, esta no es la primera vez que la niña de Blanca Romero se sincera sobre sus malas rachas emocionales y sobre su depresión. Una enfermedad, que como ella misma comentó en La Vanguardia, le ha acompañado a lo largo de su vida. «En mi caso he sufrido ansiedad desde bastante pequeña. Al vivir con ella os diría que llegué a aceptarla de tal manera que se hizo mi compañera, ni siquiera la reconocía. Y seguí con mi vida sin hacerle caso, entre viajes, shooting, castings, Instagram, fiestas, amores, desamores», empezó la expareja del piloto de Moto GP, Marc Márquez.

«Un día me desperté y me encontraba apática. Al día siguiente tenía miedos que no reconocía, me costaba muchísimo socializar. Mi cerebro me estaba diciendo: «¡Basta, dame un respiro!», se atrevió a añadir no sin antes asegurar que, «el cerebro es lo más importante en nuestro cuerpo».

Unas confesiones que provocaron la empatía de algunos nombre tan conocidos como los de  Martina Klein y Raquel Meroño, que desde el primer momento tomaron la decisión de apoyar su mensaje: es muy importante que todos aprendamos a cuidar la salud mental. Por nosotros mismos y por los que nos rodea. Unas palabras con las que se dirigía especialmente a aquellos que la siguen y que son de su misma generación, y que día a día, sufren los mismo problemas que tiene ella. ¡La verdad es que es un ejemplo de lucha!.