comscore
sábado, 1 octubre 2022 23:44

Cómo hacer unas patatas paja más ricas que las tradicionales

¿Quién se puede resistir a unas ricas patatas fritas crujientes? ¡Nadie!, y es que estas patatas paja que mostramos en RecetasGratis están riquísimas y son muy fáciles de hacer. Además, al hacerlas en casa conseguiremos un resultado mucho más saludable.

Podemos preparar estas patatas para acompañar, como entrante para muchos platos de carne, pescado o verduras, como snack para picar o como aperitivo. El principal secreto de esta receta es cortar adecuadamente las patatas, ya que si no quedan muy finas no conseguiremos es toque crujiente que tanto buscamos. Para conseguir este corte tan preciso, se puede usar una máquina diseñada especialmente para hacer este tipo de patatas, una mandolina o cortarlas a mano haciendo rodajas muy finas y, después, tiras. Sigue leyendo para conocer más secretos y saber cómo hacer patatas paja caseras.

Ingredientes para hacer patatas paja

patatas paja
  • 3 patatas
  •  1 chorro de aceite de oliva (cantidad necesaria) 
  •  1 pizca de sal

Pasos para elaborar la receta de patatas paja

patata paja

Para hacer las patatas paja, deja listos todos los ingredientes. Así pues, pela las patatas. Lava las patatas peladas y empieza a cortarlas. Si vas a hacer las patatas paja con mandolina, deberás poner las cuchillas especiales para hacer este tipo de corte y deslizar la patata con cuidado para no cortarte.

Si no tienes mandolina o la tuya no tiene las cuchillas para hacer las tiras, ¿cómo cortar patatas paja? Muy sencillo, corta rodajas muy finas. Después, corta las rodajas en tiras también muy finas. De esta forma tardarás más, pero quedarán igualmente buenas y crujientes. Coloca las patatas en un bol con agua, taáplo y déjalas así durante 30 minutos. Este es otro de los secretos de la receta de patatas paja, ya que de esta forma las patatas sueltan el almidón, no se apelmazan y quedan más sueltas y crujientes a la hora de cocinarlas. Si no tienes tanto tiempo, puedes dejarlas 15 minutos.

Saca las patatas y sécalas con un paño limpio o con papel de cocina. Pon una sartén con el aceite de oliva a fuego medio y, cuando el aceite esté caliente, fríe las patatas paja en tandas pequeñas para que se hagan poco a poco y queden sueltas y bien doradas. Truco: Para hacer las patatas paja al horno, colócalas en una bandeja forrada con papel de hornear, hornea durante 10 minutos a 180 ºC, múevelas y déjalas otros 5-10 minutos.

Ten preparado un plato con papel de cocina para dejar ahí las patatas conforme se vayan haciendo. Déjalas escurriendo para que el papel absorba el aceite sobrante. Añade sal al gusto y ya las tienes listas para servir. Ahora que sabes cómo se hacen las patatas paja, puedes disfrutarlas durante el aperitivo o utilizarlas para hacer otras recetas, como por ejemplo un revuelto de bacalao con patatas paja o patatas paja con jamón y huevo frito.

Todas las formas posibles de comer patatas

patatas-10

El mundo de la patata es inmenso e increíble, no hay más que pensar en la cara que se nos queda en ese momento de la vida en el que nos enteramos de que hay unas 7.000 variedades de patata cuando creíamos que las había si acaso de dos tipos, con tierra o sin ella. Bromas aparte, lo cierto es que eso hace que haya patatas más indicadas para unos usos que para otros, de ahí que en ocasiones las encontremos etiquetadas como «para cocer» o «para freír», por ejemplo, para simplificar la tarea a quienes estamos haciendo la compra.

Eso si, no se me ocurre ni una sola receta con patata que no me guste, es un ingrediente que me encanta comerlo cocinado de la forma que sea, aunque dentro de eso tengo especial debilidad por las patatas cocidas y los purés y también por las patatas asadas.

Por eso he creado este recopilatorio, intentando clasificar más o menos las recetas en las que las patatas son las auténticas protagonistas y que pueden ser un perfecto aperitivo, una guarnición o incluso un plato completo. He empezado por las que más se suelen preparar, las clásicas patatas fritas, acompañadas de otras recetas en las que se elaboran «al estilo fritas» pero con otras técnicas de cocinado, quedando diferentes aunque muy parecidas y sobre todo igualmente ricas. Seguimos con las patatas cocidas y los purés (te sorprenderás con algunos de ellos) para dar paso a recetas tradicionales en las que las patatas son las absolutas protagonistas.

También hay una gran sección de patatas al horno ya que dan mucho juego y por supuesto no podía faltar la fantástica tortilla de patatas, con (o sin) cebolla y una sección de ensaladas con patata que personalmente suelo preparar muchísimo en verano. Y además de las clásicas de palito destacan las famosas patatas bravas, receta paso a paso con su salsa brava casera, uno de los aperitivos más reconocibles de nuestra gastronomía y que no pueden faltar en ningún bar. En la receta verás cómo elaborar la salsa brava para que te queda sabrosa y con ese puntito picante que tanta gracia le da, y además incluye videoreceta por si prefieres ver el proceso en vez de leerlo. Otra receta fantástica son estas patatas fritas al ajillo, sencillas y ricas.