comscore
sábado, 28 enero 2023 5:05

Lubina a la donostiarra: come en casa como en un restaurante

 La lubina es una de las especies más codiciadas de la cocina. Buena culpa de ello la tiene su carne compacta, firme, con pocas espinas y un sabor fino y delicado. Al mismo tiempo se puede decir que es uno de los pescados más versátiles porque además podemos prepararla de mil y una maneras, ya sea al horno, a la plancha, a la sal, a la parrilla… Su sabor es delicioso la prepares como la prepares, aunque en este caso la vamos a hacer a la donostiarra. Es una receta tradicional de la cocina vasca y muy sencilla de llevar a cabo ya que pocos ingredientes se necesitan para ensalzar el sabor de este buen pescado blanco, que puede ser un plato de lujo para ocasiones de fiesta si tenemos la suerte de encontrar un buen ejemplar. También se puede preparar con besugo, rape, rodaballo o merluza.

Propiedades de la lubina

lubina
Hasta a la sal está realmente buena la lubina

No solo es un manjar tomar una lubina sino que encima nos puede aportar muchos beneficios para nuestro organismo. Se trata de un pescado blanco que contiene proteínas de alto valor biológicos, vitaminas del grupo B y minerales, entre los que destacan el fósforo y el selenio. Su carne es rica en ácidos grasos Omega 3, muy beneficiosos para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Es, junto con el bacalao, la pescadilla, la perca y la raya, uno de los pescados blancos más magros, dado que apenas aporta 1,3 gramos de grasa por 100 gramos de carne, por lo que incluso está recomendada en muchas dietas.