comscore
jueves, 2 febrero 2023 12:38

Las tres insidiosas mentiras contadas sobre Letizia Ortiz: la sombra de la invención sobre la Reina

Cuando Letizia Ortiz, se convirtió de la noche a la mañana en Princesa de Asturias, era prácticamente una desconocida. Y es que  se colaba cada noche en los salones de las casas para informarnos a través del noticiario de TVE. Inmediatamente comenzaron a surgir informaciones más o menos contrastadas sobre ella. Lo importante era por un lado hacerla accesible y cercana, pero por el contrario, muchas voces disidentes no querían ver a una plebeya atea y divorciada convertida en reina de los españoles, de ahí que entre los rumores se colaran informaciones, algunos más creíbles que otros, con el único ánimo de desprestigiarla. Veamos algunos de ellos.

letizia-ortiz-acto
  • Siguiente

“La princesa de Asturias tiene una hija de su anterior matrimonio”. Cierto es que en agosto de 1998, Letizia Ortiz y Alonso Guerrero (quien fue profesor suyo en el instituto) contrajeron matrimonio civil en Almendralejo, Badajoz, tras un noviazgo de cerca de diez años. Sin embargo, al cabo de un año la pareja decidió divorciarse. Esto es un hecho contrastable, pero afirmar que tuvo descendencia es un absoluto disparate y nada como el tiempo pasado para demostrar la barbaridad de tal afirmación.

letizia

En 2004, un anónimo que aseguraba ser hijo de españoles y que residía en Méjico aseveraba que “aquí se sabe perfectamente que además de los cuadros hay fotos de Letizia desnuda mientras estaba en Guadalajara”. Al parecer una de las fotografías apareció en el disco del grupo Maná titulado Sueños líquidos. En ella podía verse el cuerpo desnudo de doña Letizia creando una gran polémica en España. Después se supo que la reina consorte doña Letizia solo fue modelo de rostro y que el resto del cuerpo fue imaginación de Waldo, el fotógrafo y pintor. Los rumores surgieron porque que la pintura guarda cierto parecido con el cuerpo de la reina.

En cuanto a los cambios “drásticos” de peso que desataron en varias ocasiones las alarmas, se llegó a decir que la reina es una apasionada del deporte. Según una persona del entorno de la reina señaló que «le gusta hacer footing por las inmediaciones de Palacio o montar en bicicleta. Y no tiene entrenador personal». Poco después supimos que disponía de un entrenador personal dos días a la semana, para ayudarla a mantenerse saludable y soltar las tensiones que se generaban en Zarzuela, sobre todo después de la grave crisis matrimonial que hizo peligrar la estabilidad de la Institución.

1772_letiziasofia

Estas mentiras siempre tienen un trasfondo de verdad, y es la imaginación colectiva, la que se encarga de difuminarla. Casa Real tiene por máxima no entrar a desmentir las constantes informaciones que surgen sobre Letizia Ortiz, conocedores de que caerán en el olvido.