comscore
miércoles, 17 agosto 2022 8:55

Corinna Larsen acusa a Don Juan Carlos de provocarle «dolor mental»

Mientras todas las miradas está puestas en Bábara Rey tanto por su ya no comparecencia en el Senado sobre su relación con el Rey Emérito como por su romance sorpresa con Bigote Arrocet. El caso es que, una de las grandes olvidadas, es Corinna Larsen. A la espera de conocer si Don Juan Carlos podrá ser o no juzgado en Reino Unido, la que fuera su ‘amiga entrañable’ sigue con su cruzada contra él. ¿Qué es lo último que ha dicho?

Bárbara Rey, la otra que ha sido noticia por casi acudir al Senado para hablar del Rey Juan Carlos

Bárbara Rey

> La posibilidad de que Bábara Rey pudiera compadecer en el Senado, para explicar qué relación mantenía con Don Juan Carlos y lo más importante, si había recibido dinero de fondos reservados del Gobierno para callar su silencio, se ha esfumado. La petición de Compromís, partido político que habría promovido todo, ha acabado siendo bloqueada al final tanto por el Partido Popular como por el PSOE.

Aunque la vedette estaba dispuesta a hablar, «si me llamaban del Senado no tenía el menor inconveniente en ir» como bien aseguraba, esta esperada comparecencia no se sucederá. Eso sí, la exmujer de Ángel Cristo sigue siendo noticia por su sorprendente relación con Bigote Arrocet. Aunque este es otro tema…

Siguiente: ¿Qué ha sido de Corinna Larsen?

[nextpage][nextpage]

La cruzada de Corinna Larsen con ver a Don Juan Carlos ante los tribunales…

corinna larsen

> La que sí ha querido hablar largo y tendido es Corinna Larsen. La ‘amiga entrañable’ del Rey Juan Carlos I, sigue con su cruzada de verle sentado en los tribunales. Por el momento, el padre de Felipe VI está a la espera de que el juez decida si el monarca tiene inmunidad o no para ser juzgado en Reino Unido. Pero… ¿Cuál es el motivo para que Don Juan Carlos tenga que pasar por los tribunales?

Pues muy simple, una demanda por parte de la alemana en la que le acusaba de acoso. No solo eso, sino que también le ha pedido una indemnización millonaria y una orden de alejamiento de 150 metros. Veremos en qué queda todo esto cuando el juez decida si realmente puede juzgar al que fuera jefe del Estado español o no.

Siguiente: Las acusaciones de la alemana hacia el Emérito