sábado, 21 mayo 2022 17:00

Un breve recorrido al mundo de las tragamonedas

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Los juegos de azar han formado parte de la sociedad desde sus inicios y las tragamonedas con dinero son una de las formas en que la gente se divierte. La historia de las máquinas tragaperras es larga y fascinante, lo que las hace atractivas para cualquiera que tenga interés en ver cómo esta nueva tecnología evolucionó hasta convertirse en lo que es hoy. Veremos la gran historia de estas máquinas, como funcionan y por qué son tan populares.

Historia de las máquinas tragamonedas

Las máquinas tragaperras fueron inventadas por Charles August Fey en 1891. Se le considera el inventor de lo que hoy se conoce como el “bandido de un brazo” o “one-armed bandit”. Quien las comercializa fue Herbert Mills, que copia el diseño de Fey para hacer sus propias máquinas con otras funciones para evitar demandas legales.

Los rodillos de las máquinas tragaperras de Mills tenían un total de 20 símbolos, lo que daba lugar a 8.000 combinaciones potenciales. Para distinguir sus máquinas de las de Fey, Mills incluyó todo tipo de frutas: naranjas, cerezas, limones y ciruelas, dando lugar al nombre de “máquinas de frutas”, que sigue siendo popular hoy en día sobre todo en el Reino Unido. También, tenían pantallas más grandes que permitían a los jugadores ver sus “jugadas perdidas” por encima y por debajo de la línea de pago.

Desde entonces, las máquinas tragaperras han evolucionado hasta convertirse en lo que son ahora. Uno de los cambios más notables es que todas las tragaperras tienen ahora la capacidad de ir a un número bastante grande de líneas de pago. Además de la infinidad de temas que se pueden utilizar en las máquinas tragaperras, lo que permite a los jugadores sentirse más conectados a las tragamonedas ya que pueden encontrar su temática favorita.

Cómo funcionan

Las máquinas tradicionales y las virtuales pueden ser difíciles de distinguir, a menudo es necesario conocer la diferencia entre ellas. Cuando hablamos de tragaperras en línea o por internet, nos referimos a dispositivos en los que no es necesario introducir una ficha o tirar de una palanca, ya que basta con hacer clic en la máquina a la que se desea jugar. Esta variante del juego, según algunos expertos, es más segura que las versiones tradicionales porque se programan mediante ajustes automáticos que dependen de avanzadas tecnologías, que rara vez presentan fallos.

Por otro lado, cuando hablamos de tragaperras tradicionales, nos referimos a las máquinas que todos conocemos de los casinos reales, como el de Las Vegas. Estas se llevan a cabo mediante un proceso similar al de las virtuales, que se basa en el azar, aunque existe un elemento físico (la mecánica interna) que detiene los rodillos y los hace girar.

A pesar de la creencia popular, estas máquinas no funcionan como la gente cree. Para empezar, una máquina que gana un premio no se enfría o deja de ganar durante un tiempo como mucha gente cree; lo mismo ocurre cuando se quedan sin ganar durante un periodo de tiempo prolongado; esto no es señal de que vaya a ganar un premio en las siguientes tiradas.

Las máquinas tragaperras actuales cuentan con un motor o mecanismo conocido como RNG (Random Number Generator) que produce la combinación precisa de números con la que los jugadores reciben sus pagos. Las ruedas con símbolos comienzan a girar una vez que se tira de la palanca y el sistema RNG selecciona tres dígitos entre 1 y 64.

Cada uno de estos números representa una posición específica en cada una de las ruedas de símbolos, hay un total de 22 lugares por rueda, pero más de la mitad de los números devueltos corresponden a espacios en blanco dentro de las ruedas. Para ser más concretos, la probabilidad de ganar el gran premio es 1/64 * 1/64 * 1/64, es decir, de una entre 262144.

Popularidad

Las tragamonedas son muy populares, especialmente en línea. Pero, ¿por qué? He aquí algunas de las razones:

  • Fáciles de usar: No tenemos que memorizar ninguna regla como otros juego como el poker, o todas las apuestas de la ruleta, solamente presionamos un botón y ya estamos jugando.
  • Variedad: Hay más de 100.000 títulos de tragaperras en los casinos online, lo que permite a los jugadores elegir su favorita entre tantas opciones.
  • Cómodas: Puedes jugar a las tragaperras en cualquier momento y en cualquier lugar, al tener acceso a internet.
  • Asequibles: Lo mejor de estos juegos es que son accesibles para todos. No se trata de juegos de póquer con apuestas altas. Por unas pocas monedas, se puede jugar en estas máquinas. Y ésta es otra de las razones por las que más gente decide participar.
  • Ganar dinero: La recompensa, por supuesto, es lo que más atrae a la gente. No es el típico juego, sino que es un juego en el que los jugadores pueden ganar dinero. Y eso siempre es atractivo.