martes, 7 diciembre 2021 11:47

Paloma García Pelayo contra Sálvame: «Que Antonio David no se ampare en demagogias»

Sálvame vivía hace unas tardes uno de sus momentos más surrealistas, y eso que ya van muchos. Kiko Hernández tenía una de sus ‘bombas’. Tanto que incluso viajó hasta Málaga para visitar a un familiar cercano a Antonio David Flores y Olga Moreno iba a tirar de la manta y a contar cosas que no sabíamos de la pareja. Sin embargo, todo se derrumbaba, la testigo no quería hablar. Hasta un hotel se fueron y desde allí, sacaron a la testigo como si fuera un fantasma, envuelta en una sábana. Un espectáculo que no ha gustado a muchos como a la periodista de El Programa de Ana Rosa Paloma García Pelayo.

El testigo que no habló y acabó protagonizando un teatrillo en un hotel de Málaga vestido de fantasma

Kiko Hernández - Testigo Fantasma - Salvame

> Kiko Hernández viajaba a Málaga para encontrarse con un familiar de Antonio David y Olga Moreno. Según el colaborador de Sálvame, esta persona iba a tirar de la manga, nunca mejor dicho. Iba a contar cosas que desconocíamos de la pareja y sobre todo, parecía que iba a reafirmar el testimonio que Rocío Carrasco había puesto de manifiesto en su docuserie, Rocío, contar la verdad para seguir viva. Sin embargo, algo ocurrió.

El miedo se apoderaba de este testigo y, sabiendo que en Málaga podría ser reconocido, daba marcha atrás. Kiko Hernández se quedaba con una mano delante y otra detrás, y volvía a llevar a su programa una bomba de humo que se quedaba en la nada. No había testimonio y por tanto, lo que esta persona iba a desvelar, se quedaba en agua de borrajas.

Siguiente: La periodista a la que no le ha sentado bien este ‘teatrillo’