domingo, 26 septiembre 2021 2:53

Ana María Aldón y Aniceto, asustados por Ortega Cano: «Es preocupante»

Apenas 24 horas después de ser intervenido del corazón, José Ortega Cano abandonaba el hospital. Visiblemente cansado y confesando su alegría porque todo hubiese salido bien, ponía rumbo a su domicilio con Ana María Aldón para proseguir su recuperación rodeado de su familia y con la tranquilidad que en estos delicados momentos necesita.

Si no le llega a coger, se le cae en la calle

Poco después, la mujer del diestro salía de su casa visiblemente preocupada por su marido, desvelando que se encontraba «regular».  La preocupación es máxima. Si la colaboradora de Viva la vida no le hubiera sujetado a la salida del hospital, se le hubiese caído redondo. Todo ello creado una gran preocupación en torno a la salud de Ortega Cano.

Aniceto sobre Ortega Cano: «Es preocupante»

Aniceto, marido de Mari Carmen Ortega Cano y mano derecha del maestro, salía horas después de la casa de su cuñado. Discreto pero contundente, tranquilizaba al asegurar que «ha venido un poco mareadillo del hospital, pero está bien, tranquilo y relajado», justificando el nerviosismo de Ana María porque, en sus palabras, «es preocupante. Parecía que era más leve pero ha sido fuerte. Pero está bien, ha salido todo perfecto».

Ana María Aldón, rota de dolor se niega a hablar

La mujer del diestro, por su parte, abandonaba su casa para ir a una farmacia a comprar medicamentos para José. Muy seria y sin ganas de hablar, evitaba incluso bajar de su coche para no tener que enfrentarse a las preguntas de la prensa sobre el estado de salud del torero.

Desde el interior del vehículo, y negándose a bajar la ventanilla, nos contaba por gestos que todo estaba bien, confesando además su cansancio tras la intensa jornada vivida en el hospital por la operación de corazón de su marido. Te mostramos el momento en el siguiente vídeo.