martes, 15 junio 2021 20:47

Dos ataques de ansiedad, pollo… los detalles de la grabación de Rocío Carrasco al descubierto

Una vez superado el ecuador de la emisión de más de la mitad de los capítulos de la serie documental de Rocío Carrasco, Rocío: Contar la verdad para seguir viva, ahondamos en los detalles hasta ahora desconocidos que se hubieran sucedido durante las más de 60 horas de grabación del mismo. Socialité, ha desvelado en directo algunos de los secretos vividos en esas cuatro paredes y en Cotilleo te lo traemos para que no te pierdas nada de la última hora de la cinta que más visualizaciones ha tenido hasta ahora en el universo Telecinco.

Sufre dos ataques de ansiedad durante el rodaje

Rocio-Carrasco-llorando-desconsolada-documental

> Rocío Carrasco sufría durante las grabaciones dos fuertes cuadros de ansiedad dada la gravedad de algunos de los temas tratados. Unas crisis, que según Socialité, incluso llegan a poner en serio peligro el rodaje.

“Revivir la violenta agresión de su hija y los hechos posteriores impacta emocionalmente a Rocío Carrasco. Hasta tal punto que comienza a faltarle la respiración. Sus pulsaciones se aceleran. Se rompe y pierde el control de sus emociones. Está sufriendo una crisis de ansiedad. El equipo del programa se asusta y la dirección decide parar la grabación”, argumentan.

Acto seguido Fidel Albiac, su marido, entra en escena, unos minutos a su lado fueron suficientes para sosegarla. “La cara de Fidel está desencajada. Se pone nervioso al ver lo que está sucediendo. Con su ayuda Rocío se tranquiliza y consigue recuperar la normalidad poco a poco”. A pesar de que los altos cargos quieran posponer las grabaciones, Rocío se recompone y pide continuar por donde lo dejaron.

Siguiente: Cómo empezó todo