martes, 11 mayo 2021 15:40

Carlota Corredera juega con el pan de Montero: ¡fuera de Sálvame el que no piense como ella!

Rocío Carrasco, contar la verdad para seguir viva ha llevado el debate sobre la violencia de género a las calles y ha dividido profundamente a la sociedad. La polarización ha llegado incluso al plató de Sálvame, donde se han vivido momentos de auténtica tensión entre los colaboradores y la presentadora. Carlota Corredera no consiente cualquier discurso enfocado a cuestionar mínimamente el relato de la hija de la más grande, y ya ni siquiera disimula su profunda animadversión hacia todos aquellos que piensan diferente a ella o que todavía se hacen algunas preguntas. En su último gran enfrentamiento con uno de los tertulianos sobrepasó todos los límites, hasta el punto de que se vio obligada a pedir perdón y una tila. Casi le da un ataque de nervios. ¿Quieres saber qué pasó y enterarte de todo? Sigue leyendo, te contamos más detalles a continuación.




Sálvame, más dividido que nunca por Rocío Carrasco

Sálvame

> No es ningún secreto que los colaboradores del magacín de corazón más famoso de Telecinco tienen cierta tendencia al enfrentamiento. Las broncas entre ellos son constantes y forman parte de la dinámica del programa, pero en las últimas semanas las cotas de tensión han rozado límites insospechados a consecuencia de la emisión de la serie documental de Rocío Carrasco, contar la verdad para seguir viva. Los colaboradores se han dividido entre los que creen todas y cada una de sus palabras y los que se atreven a lanzar algunas cuestiones en busca de nuevas respuestas. Estos últimos parecen haberse convertido en una especie de blanco a abatir por los presentadores y máximas autoridades del programa, que no consienten ni una sola nota discordante.

Una de las que más intransigente se está mostrando es Carlota Corredera, a la que no le tiembla el pulso a la hora de reprender a cualquier compañero que se atreva si quiera a cuestionar una sola fracción de todo el relato de Rocío Carrasco. El comportamiento de la presentadora le ha costado la repulsa de buena parte del público, que le lanza mensajes de “dictadora” e incluso “fascista” a través de las redes sociales. En su última intervención en Sálvame, la gallega volvió a perder los papeles y cargó contra Antonio Montero, con quien se excedió en las formas y acusaciones. De hecho, se vio obligada a pedir perdón por su forma de actuar. ¿Quieres saber qué pasó y enterarte de todo? Sigue leyendo, te contamos más detalles en la página siguiente.

Siguiente: Carlota Corredera acorrala a Antonio Montero y pierde los papeles