lunes, 19 abril 2021 7:14

Crear diferentes espacios en el jardín

Tener un jardín es una gran ventaja. Sin embargo, si no lo aprovechamos bien y le damos el ambiente necesario, puede convertirse en un lugar descuidado en el que no apetezca pasar ratos. Es cierto que, para crear diferentes espacios en el jardín, es más sencillo cuanto más amplio sea. Sin embargo, no es un requisito indispensable. De hecho, puede que un jardín muy grande se convierta en un sitio sin mucha gracia por descuidos.

¿Qué necesitamos en el jardín?

Es importante pensar cuáles son nuestras necesidades en el jardín. Es decir, no es lo mismo si tenemos niños con los que jugar, perros que salten por el jardín o un especial interés por encontrar un ambiente tranquilo donde leer y tomar café.

Está claro que tener un rincón donde relajarnos es una apuesta segura. Esto lo podemos conseguir con un confortable banco de jardín. Ya hemos visto algunos tips de decoración con bancos de jardín (ideas y trucos), que nos pueden ayudar a hacer la elección perfecta y a crear el ambiente que necesitamos.

No olvidemos, por tanto, que el jardín es nuestro y para nosotros. Por lo que debe adaptarse a nuestras necesidades. Es posible cubrir aquellos deseos que tengamos y conseguir una estética perfecta.

Toque de pintura

Conseguir diferentes ambientes puede pasar por tener unas paredes pintadas con diferentes colores. Desde luego, tener las paredes y mobiliarios con una mano de pintura reciente siempre será algo importante. Porque un exterior descuidado es lo que más sensación de suciedad aporta.

Si queremos crear un ambiente distendido, podemos utilizar colores más vivos. Para armonizar con las plantas, las gamas de verde siempre son un buen aliado. También se pueden aprovechar las plantas como barreras naturales entre espacios. Conseguir diferentes ambientes puede hacerse con una valla especializada de jardín, o un biombo. Los colores de estos elementos también son de importancia.

Privacidad

Hemos mencionado las vallas de jardín, o un biombo o incluso las plantas. Estos pueden ser elementos que nos aporten la privacidad que necesitamos. Conseguir con eucaliptus, por ejemplo, una verja natural que no deje ver el interior tendrá muchos beneficios, además de crear un bonito ambiente natural. Cualquier otra planta o árbol puede hacer la misma función.

Además, puede haber una pérgola con vegetación que aporte las horas de sombra necesarias y el arropo natural que cree un ambiente cálido.

Practicidad y almacenamiento

Es importante que cada cosa tenga su lugar y que los elementos que tenemos en el jardín sean prácticos y útiles. Si las cosas no tienen su lugar o su razón de ser, convertiremos el jardín en un trastero al aire libre.

Por ejemplo, si queremos tener una bicicleta en el jardín, tendremos que tener en cuenta el lugar donde la vamos a guardar. Para que quede estéticamente bonita y, además, que no se estropee con las inclemencias del tiempo. Además, que sea accesible para su uso. Si lo que queremos es una bicicleta de decoración, podemos igualmente tenerla, pero cumpliendo los mismos requisitos de orden y estética.