domingo, 18 abril 2021 12:30

Decoración con bancos de jardín: ideas y trucos

Hay muchos elementos que pueden ayudar a crear un espacio realmente encantador  en un jardín. Uno de ellos es un banco, ya sea de estilo moderno, rústico o vintage. 

Un banco de jardín es un complemento perfecto para darle un toque acogedor a un espacio verde, ya que invita a sentarse y a disfrutar de ese pequeño rincón natural y de la sencilla vida que se desarrolla en él.

Consideraciones a la hora de colocar un banco en el jardín

Hay algunas consideraciones sería interesante considerar a la hora de decidir la ubicación de un banco de jardín. Algunas de las más interesantes son las siguientes:

  • ¿Hay una vista para contemplar desde el banco? No tiene por qué ser una vista espectacular. Tal vez puedas colocar el banco para contemplar un estanque, una zona de flores o unos rosales.   
  • ¿Cuántas horas de sol y sombra recibe?  Piensa en la climatología. En invierno te gustará sentarte al sol, pero en cuento empiece el buen tiempo y el calor seguro que agradecerás que esté a la sombra. Valora esto antes de decidir la ubicación final del banco de jardín. 
  • ¿Los materiales son resistentes? El banco de jardín pasará largos periodos a la intemperie. Incluso aunque lo recojas o lo cubras durante el mal tiempo, sufrirá las inclemencias del tiempo. Por eso es necesario valorar la durabilidad de los materiales y la necesidad de mantenimiento de los mismos. 
  • ¿El estilo del banco va con el del jardín? El banco debería ser un elemento más, integrado con el jardín y con el resto de la decoración. Imagina todo el conjunto y no te dejes llevar solo por la impresión que te ofrece el banco de manera independiente. 
  •  ¿Qué hay debajo de los pies? El suelo o el material de la superficie pueden influir en el tipo de banco que coloques en ese lugar. No es lo mismo colocar el banco sobre hierba que hacerlo sobre adoquines, sobre cemento o sobre tierra. 

Diferentes estilos de bancos para jardines

En un jardín tienen cabida muchos estilos de bancos. Probablemente los más populares sean los bancos de madera, precisamente por tratarse de un elemento natural. Pero incluso en esta categoría es posible encontrar estilos muy diversos, desde bancos modernos a bancos rústicos o de estilo vintage, o desde bancos de líneas rectas y pulidas hasta los que combinan diversas líneas.

Otro tipo de bancos muy interesantes para jardín son los bancos hechos con piedra, otro elemento completamente natural que se adapta muy bien al entorno de un jardín. Lo interesante de este tipo de bancos es que suelen ser tipo DIY y con ellos se puede reflejar todo el estilo de quien lo haga.

Por otra parte, están los bancos metálicos. Este tipo de bancos suelen encajar muy bien en los jardines, con el aliciente de que suelen ser fáciles de mantener. 

 También se pueden preparar bancos con ladrillos, bloques hormigón e incluso con cemento. Aquí ya entra la creatividad de cada uno para hacer que este tipo de bancos se adapten al jardín y se conviertan en un lugar cómodo para descansar y contemplar el panorama.