jueves, 17 junio 2021 6:49

Irene Rosales le da un ultimátum a Kiko Rivera: “no voy a estar ahí siempre que caiga”

Irene Rosales ha estallado. Parece, que ser la mujer de Kiko Rivera, es una tarea muy complicada. El hijo de la Pantoja sigue insistiendo en ganar dinero a consta de destrozar a su familia, y la presión mediática cada vez es más difícil de soportar. La peor parada de toda esta guerra ha sido Irene Rosales, quien no está acostumbrada a lidiar con la prensa. La última vez que acudió a su programa, Viva la vida, confesó que estaba viviendo una situación crítica. Tuvo una acalorada discusión con uno de sus compañeros y, en esta acalorada conversación, hizo una confesión sobre su matrimonio que está dando mucho de qué hablar. ¿Quieren saber de qué se trata?

Irene, sobre la última entrevista de Kiko: “yo no la hubiera hecho”

Irene Rosales no está de acuerdo con Kiko Rivera

> Kiko Rivera ha vuelto a conceder una exclusiva a la revista Lecturas donde carga, una vez más, contra su madre. “Le voy a hacer la vida imposible”, asegura. Las reacciones no han tardado en llegar y, gran parte del público, considera que el pequeño del alma ha perdido la razón. Parece que los espectadores están aburridos de la batalla Pantoja, e Irene Rosales se ha convertido en una víctima colateral. Sus compañeros de Viva la vida quieren saber más sobre esta entrevista, pero ella asegura que no quiso saber nada, para no situarse en una posición comprometida. “Me he enterado de lo que ha dicho por la entrevista”, garantiza la tertuliana.

Irene ha intentado justificar a su marido para evitar que el público le convierta en el verdugo de esta historia. “Lo ha hecho porque se ha calentado. Todo el mundo le llama para decirle que su madre le debe dinero. Además, en la mayor parte de la entrevista le echa la culpa a su tío”, comenta la colaboradora. Estas explicaciones no han convencido a los colaboradores de Viva la vida, y le han recriminado que no plante cara a su marido. En ese momento, Irene ha dado un paso al frente, y ha reconocido: “Yo no lo hubiese hecho, pero él puede hacer todo lo que quiera”. “Él es libre, es mayor, y no le puedo decir más”, insiste.

Siguiente: El terrible reproche de Irene Rosales