martes, 11 mayo 2021 14:07

Sálvame: ¿Qué le pasa a Carlota Corredera? “La situación es crítica”

¿Qué le pasa a Carlota Corredera? Hace unas semanas, la presentadora de Sálvame hizo saltar todas las alarmas por su extraño comportamiento en plató. Recientemente, ha vuelto a preocupar al público con una actitud que no ha dejado indiferente a nadie. Desde que abandonó su puesto como directora del programa para ponerse delante de las cámaras, Carlota nunca ha tenido ningún problema en reconocer que era una mujer muy sensible. Los espectadores de Sálvame están acostumbrados a verla llorar por cualquier circunstancia. Pero, siempre ha sido con algo relacionado con ella o con alguno de sus compañeros. Si embargo, en los últimos días la periodista gallega no ha podido retener las lágrimas en situaciones que, aparentemente, tenían nada que ver con su círculo cercano.

Carlota Corredera ha preocupado a los fans del programa emocionándose en reiteradas ocasiones. Gran parte de la audiencia está convencido de que la presentadora está escondiendo algo. A pesar de que no es de extrañar verla llorar en el plató, últimamente, lo está haciendo por motivos que nadie entiende. Hace unas semanas, la presentadora recibió un regalo de una de una de sus seguidoras. “Voy a intentar contarlo sin llorar, pero va a ser difícil”, comenzó diciendo. Lo cierto es que la historia era un auténtico drama. Una mujer maltratada había puesto en marcha una campaña, llamada El latido de las mariposas, después de que su marido matara a sus dos hijas. Esta señora contactó con Carlota, quien contó su testimonio echa un mar de lágrimas.

Carlota Corredera

La seguidora de Carlota Corredera tejió una mariposa de color morado, y se la envió a la presentadora para que se la diera a sus hijas. “Al final de la carta me pone que, la mariposa más grande, es para mi hija. Ella, que ha perdido a sus dos hijas, se ha acordado de la mía y me dice: “estoy segura de que ya le enseñas que puede volar donde ella quiera”. El público de Sálvame quedó muy impactado con la reacción que tuvo la presentadora ante este testimonio. Todo hace pensar que, detrás de sus lágrimas, se escondía algo que no se atrevía a contar. No obstante, también había mucha gente que, en las redes sociales, aplaudieron su sensibilidad, y que estaban seguros de que no estaba escondiendo nada. Sin embargo, después de su último comportamiento en las tardes de Telecinco, los rumores suenan más fuerte que nunca.

“No quiero llorar, quiero ser fuerte. Pero, es muy complicado”

> Lely Céspedes, conocida por ser mujer de Ernesto Neyra, ha regresado a primera línea mediática para hacer público la complicada situación que está atravesando. Según un testigo, Lely se dedicaba a robar comida de los supermercados porque no tenía dinero para comer. “Si tuviera que robar, robaría. Pero, no lo he hecho”, declaró la expareja de Ernesto. No obstante, aseguró que tenía grandes dificultades para salir adelante, porque nadie quería contratarla en ningún trabajo. Por ese motivo, no tuvo ningún reparo en decir que su mayor ilusión era tener la nevera llena. “Cuando hago la compra, abro el frigorífico cuarenta veces para mirarlo. Me merezco ser feliz y tener una oportunidad. No quiero llorar, quiero ser fuerte. Pero, es complicado”, confesó muy afectada.

Carlota Corredera

“La situación es crítica”, le dijo a Carlota Corredera. En ese momento, la presentadora no pudo evitar contener las lágrimas. Y se emocionó al pensar que, el problema que estaba sufriendo Lely, era más común de lo que debería. “Hay mucha gente que está como tú y, los que no estamos en tu situación, no somos conscientes de la suerte que tenemos”, comentó la periodista gallega visiblemente emocionada. El público se quedó muy sorprendido al ver su reacción. Pues, mucha gente está convencida de que está intentando ocultar algo. Aparentemente, la situación de Carlota es perfecta. Tiene trabajo, dinero, fama, una casa de ensueño y una familia que idílica. Pero, todo hace pensar que en su vida privada sufre algún problema que no quiere hacer público.

Carlota Corredera es muy reservada con sus asuntos personales. Poco conocemos de ella, además de que tiene una hija pequeña, y que conoció a su marido en los platós de televisión. Pero, ha sabido ganarse el cariño y el respeto del público, quien está muy preocupado por aquello que puede estar haciéndola sufrir. ¿Se sentirá con fuerza de sincerarse en algún momento, o simplemente se emociona con frecuencia porque empatiza mucho con sus invitados?