martes, 11 mayo 2021 16:41

Kiko Hernández defiende a Francisco de sus comentarios racistas por encima de lo que diga Sálvame

La historia entre el cantante Francisco y Denia Apolinar está que arde… pero que arde de verdad. Esta semana Sálvame destapaba unos fortísimos comentarios vejatorios, insultantes, humillantes, xenófobos y racistas que habría propinado a Apolinar durante todo el año 2016. Denia le reclamababa la pensión alimenticia para poder pagar los estudios de Naomi González su hija, y según ella, el artista de Latino y que tanto ha cantado al amor, habría sido de lo menos caballeroso con la madre de su hija. 

Y es que tras una dura batalla legal, un juzgado sentenciaba en 2013 que Francisco debía de pasarle una pensión a la niña mensualmente. Tras tres meses de pago, según relata Apolinar, el marido de Paca se declaraba insolvente. Y llegó un momento en el que necesitaba la ayuda.

Tras escribirle, las respuestas eran de lo más hostiles y denigrantes. Denia y su abogado ha recabado hasta 60 folios de grandes insultos. Unos mensajes que eran juzgados por los colaboradores de Sálvame que no salían de su asombro con semejantes improperios. 

Pero faltaba en la terna Kiko Hernández. Un día más tarde, llegaba al plató Kiko Hernández que siempre denuncia cualquier hecho de este tipo. Sin embargo, para sorpresa de todos, Hernández, padre de dos hijas, ha defendido a ultranza al cantante Francisco. “Francisco y su mujer Paca han estado en mi casa y han sido encantadores, ni una mala palabra”. No obstante, no son los primeros mensajes con los que Francisco ha insultado a alguien: “malnacida, necesitas un pollardón”.  Los Franciscos son amigos desde hace tiempo, y si no mira la foto de portada cuando los dos se arrancaron a cantar con sus voz de barítonos

Kiko Hernández recibe toque de atención por parte de la dirección de Sálvame

Tanto ha querido defenderle y cuestionar si es verdad el testimonio que presentaba Denia Apolinar que, incluso, Kiko Hernández ha cuestionado a la dirección del programa.  Lo mismo, lo mismo que hizo Anabel Pantoja pero claro sin menospreciar como hizo ella. Sus palabras no pasaban indiferentes a la cúpula de Sálvame que incluso le habló por el pinganillo, para que no siguiera por ese camino.

Y es que Kiko Hernández se planteaba: “Pero y si no fueran verdad… ¿Y si esos mensajes no los hubiera escrito Francisco? Aquí hemos recibido muchas veces mensajes que luego no han sido verdad. ¿Se han comprobado?“… Pero Alberto Díaz, como director del programa enseguida se dirigía discretamente por el pinganillo al que estaba presentando en ese momento en el programa. Hernández pedía disculpas y reconocía que sí que su programa lo había verificado y que “incluso había audios“, comentaba Kiko Hernández. 

Así, fue la relación de odio de Denia Apolinar y Francisco 

Aun así, como amigo del valenciano, ha seguido defendiendo su comportamiento y según lo que ha hablado con él si se ha equivocado, rectificará y pedirá perdón. Aun así Kiko Hernández alega que los comentarios de Denia Apolinar no habrían sido tan educados como los que se pudieron ver cuando reveló su testimonio. Todos sus compañeros se han echado encima justificando y defendiendo a la mujer de color por los mensajes ofensivos recibidos. “Siempre va a quedar como un racista y eso es un pensamiento que tiene uno mismo“, increpaba Gema López.

“A lo mejor hay un programa informático que ha creado los mensajes”, seguía defendiendo como podía Kiko a su amigo Francisco.