miércoles, 21 abril 2021 15:21

Rosa Benito sorprende recordando a Amador. ¿Qué pasa?

¿Rosa Benito sigue enamorada de Amador Mohedano? Esa es la eterna pregunta que todos se hacen. Lo que sí que es cierto es que Amador está completamente enamorado de la que fuera su mujer. ¿Por qué rompió el matrimonio? ¿De tanto usarlo? como diría Rocío Jurado… Una vez más la colaboradora de Ya es Mediodía juega al despiste o no. ¿Tú que crees? Sigue leyendo que te damos todas la claves de su ruptura y de su vuelta.

Los que les ‘conocen’ ven una vuelta de la pareja. Rosa Benito es el ejemplo de una mujer joven, vital y divertida. Desde que se diera a conocer más profundamente al entrar en televisión, siempre se le ha visto que la felicidad es su mensaje bandera. Madre de familia numerosa, sus hijos y todo lo que les rodea está  por encima de todo. Incluso, Amador Mohedano entra en este pack. Porque si bien, está fuera de su hogar, lo cierto es que sigue pendiente de él.

Rosa Benito: las infidelidades de Amador que Rocío Jurado cortó drásticamente

cotilleo rosa benito rocio jurado claves ruptura vuelta amador mohedano

> Y es que nadie le puede negar a la madre de Rosario Mohedano es que intentó todo por mantener la estabilidad familiar. Año tras año… Hasta Rocío Jurado se daba cuenta de que su  hermano flojeaba. Y es que el representante tenía un futuro prometedor, pero las supuestas infidelidades y sus salidas y entradas, le pasaron gran factura y él no se dio cuenta… aunque su hermana le diera un aviso tras otro.

De hecho, algo tenía que haber visto cuando, La Más Grande convertía a Rosa Benito no solo en su peluquera, sino en su persona de apoyo, en su fiel cuñada y amiga. Se convirtieron en ‘hermanas’. Y es que Rosa Benito no puede querer y hablar mejor que nadie de Rocío Jurado. La tiene en un pedestal. Fueron muchos días y muchas horas.

Pero Amador no cambiaba… O cambió a medias durante un tiempo, porque tras morir la famosa tonadillera, Amador volvió a las andadas. ¿Qué pasó entonces? Pasa la página que te lo contamos.

Siguiente: La ruina económica y las mentiras de Amador Mohedano