miércoles, 21 abril 2021 13:21

Las graves acusaciones contra Raquel Bollo que ponen a Sálvame contra las cuerdas

Raquel Bollo se encuentra en estos momentos en el ojo del huracán. Sus movimientos se miden con lupa desde Sálvame donde investigan si además de promocionar productos falsificados podría vender ropa y joyas a precios tres veces más caros de lo que lo venden tiendas online de origen asiático como Aliexpress. Harta de las insinuaciones que se estarían haciendo cada día desde el plató y que ciertamente están poniendo en el punto de mira a sus negocios y a ella misma como persona, ha querido contestar a Sálvame directamente sobre las acciones legales que podría tomar contra ellos por las terribles acusaciones de delito y estafa. ¿Quieres saber cómo se ha defendido la ex colaboradora? Sigue leyendo y descubre esto y mucho más.

Raquel Bollo acusada de ladrona

> La entrevista en Sábado Deluxe de Raquel Bollo para disculparse ante la falta de responsabilidad por celebrar un cumpleaños familiar con más del máximo permitido de personas y la escasa distancia social o uso de elementos de protección como mascarillas dio para mucho. Además de pedir perdón por los hechos prohibidos en el actual estado de alarma por la crisis sanitaria le dio tiempo a lanzar su opinión sobre la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Muchos rumores corren sobre la precaria situación económica de la ex colaboradora, sin embargo, algo nos llamaba poderosamente la atención. En su mano portaba un reloj de plata que podría valer unos 20.000 euros, algo de lo que también se percató su supuesta dueña.

“El Rólex que lleva puesto Raquel Bollo me lo robaron hace unos meses junto con otros muchos más relojes. Un total de 150.000 euros en relojes. Vivo en Sevilla y sufrimos un robo en casa. Ayer por casualidad vi la entrevista de Raquel Bollo y vi el reloj. Supe que es el mío. Ya está denunciado a la policía, pero quiero que sepa que es una cómplice delincuente al comprar joyas robadas. No sabemos dónde está todo, entre los nombres que me dieron estaba el de Raquel Bollo”, explicaba la afectada al programa vespertino. “Ya se acabó la tontería. Ya no trabajo en Sálvame y no tengo que dar explicaciones”, se defendía la acusada. Concluía diciendo que si fuera necesario aportará las pruebas necesarias, como facturas, para acreditar que ese reloj lo ha pagado con el sudor de su frente y que no es una delincuente.

Siguiente: Comete un grave delito: Publicita falsificaciones