miércoles, 14 abril 2021 15:18

Isa Pantoja traiciona a su hermano, Kiko Rivera, arrebatándole lo que más quiere: las llaves de Cantora

Isa Pantoja se ha convertido en la auténtica vencedora de la batalla que Kiko Rivera ha emprendido contra su madre. La tonadillera está muy decepcionada con su pequeño del alma, y no quiere volver a saber nada más de él. De esta forma, Chabelita ha ocupado su puesto, y se ha convertido en la niña mimada de Isabel. Recientemente, ha concedido una entrevista donde habla de la posibilidad de heredar Cantora. Según cuenta el entorno de la artista, Pantoja está tan indignada con Kiko Rivera que podría cambiar su testamento para evitar que recibiese parte de su patrimonio. No sería de extrañar que cumpliera con sus amenazas, pues, hace un tiempo estuvo a punto de retirarle los apellido a su hija, Isa. Sin embargo, los tiempos han cambiado, y Chabelita podría convertirse en la gran heredera del legado Pantoja. De ser propietaria de Cantora, la joven sería dueña de todos los misterios de la familia. ¿Saben lo último que ha contado un extrabajador de la cantante?

“Vi facturación falsa en Cantora. Me obligaban a hacerla”

Isabel Pantoja vuelve a la carcel

> Chabelita está a punto de hacerse con las llaves de Cantora. Lejos quedaron los tiempos en los que tenía que saltar un muero para entrar en la finca, ahora podrá cruzar la puerta con la cabeza bien alta, sabiendo que es la gran propietaria del complejo. Kiko Rivera, que se molesta mucho cuando le tocan el bolsillo, podría interpretar este gesto como una traición, y Chabelita se convertiría en su nueva enemiga. Sin embargo, en esta batalla tendría el apoyo de su madre. Pues, tras heredar el trono de Cantora, podría conocer todos los tejemanejes de la tonadillera.

En el punto de Mira, ha hablado José Andrés Ponferrada, un exempleado de Cantora que asegura que Isabel no era demasiado transparente en sus finanzas. Este señor trabajó en el restaurante que la tonadillera montó en Fuengirola, por el que ahora tiene que hacer frente a un nuevo delito, y ha desvelado su gran secreto. “Yo vi muchas cosas. Facturación falsa. Me obligaron a hacerlo. Si se habían hecho 70 euros en caja, en el libro tenía que constar que habíamos facturado tres o cuatro mil euros”, asegura. Según ha contado, Isabel Pantoja le hizo firmar un contrato para que jamás pudiera hacer público estos chanchullos. Al parecer, la artista guardaba en Cantora toda la documentación comprometida, ¿Qué hará Chabelita con estos papeles si termina convirtiéndose en dueña de la finca?