comscore
martes, 31 enero 2023 8:49

¡Brutal! María José Campanario declara la guerra a Belén Esteban con una carta demoledora

La guerra entre María José Campanario y Belén Esteban ha vuelto a estallar. Era la de Paracuellos la que, en un alarde de sinceridad, explotaba lo más grande contra la actual mujer de Jesulín de Ubrique después de que esta escuchara unos rumores que aseguraban que su mayor enemiga había vuelto a la carga. Unas palabras que han sido contestadas, en forma de carta y de la forma más violenta posible por parte de María José Campanario. Esta ha espetado de todo, con unas declaraciones que ha hecho públicas a las cuatro de la mañana y que, ha borrado minutos después. La carta íntegra, a continuación.

María José Campanario espeta lo más grande

maría josé campanario

> “Sí, lo sé, créeme, me temes. Me temes porque soy yo la que llevo 20 años con Jesús Janeiro Bazán… no año y medio como tú, sin casarte. Aunque no pueda evitar que me lleguen enlaces con el descojone absoluto que me provocan. Quizá los que amenazan, sin sentido alguno e intentan mantenerme en silencio, tengan cierto temor a lo que yo pueda decir: es la conclusión a la que llego. ¿Serás tú? ¿Los que te rodean para que crezca el circo?

Que me descojono cuando te llaman ‘exmujer de’, en el que pasaste más tiempo en Madrid que con mi marido, aunque hayas aprovechado que solo se tira de hemeroteca a tu conveniencia. Aunque hayas dicho “yo estuve 5 años”, luego estuviste “7” y luego “10”… hasta parecía que nos acompañabas en mi matrimonio, en el que tú nunca tuviste y te seguirá comiendo de por vida. Y lo sabes. Benditos palmeros tienes.

No me hagas descender a tu nivel, porque saldrías perdiendo tu asqueroso trono. So pena de no soy de ese tipo de personas, empieza a cansarme el hecho de que otras se permitan el lujo de dirigirse a mí para hacerme callar. Cuando deberías dar gracias. Sobre todo por mi silencio. El que yo sí cuidé por alguien especial. A quien tú utilizaste. Hasta que te dieron miedo las demandas. Porque el día que yo hablase, hundiría en la puta miseria a más de uno y una. A ti la primera, créeme, no estoy sola. No sé quién debe tener cuidado: tú o yo, que llevo 20 años callando la verdad. Y la verdad tiene sólo un camino. Y no es el tuyo.

Entiendo que tu mente, intranquila por todo lo que has hecho mal, te deje convencerte de que escribo algo por ti. Tú me la sudas. Espero que te quede clarinete, después de esto. Me la sudas tú y tu panda de palmeros. Esta es la primera vez desde 2011 que tengo Facebook en la que sí lo hago. Referirme a ti, criatura. ¿Quieres una tercera guerra mundial? ¿Sabrás acaso lo que significa eso? No, princesita barata, no hacen falta guerras, aunque tengo todas las armas. Y estoy dispuesto a usarlas. Entre ellas, todas las mentiras que has escupido durante 20 años sobre mí y mi familia y que no siquiera tus más cercanos conocen.”.