miércoles, 21 abril 2021 15:06

No damos crédito: Diego Matamoros confiesa tener el mismo caro vicio que su padre

Diego Matamoros ha puesto toda la carne en el asador y se ha sincerado como nunca ante sus miles de seguidores en su canal de Mtmad “Borré Cassette”. Aunque el joven reconozca que no es igual que su padre Kiko Matamoros, pues, no lleva su misma vida ni se parecen físicamente ha reconocido que comparten la misma afición. Algo, que si bien, ambos han compartido públicamente, cuando lo han practicado, siempre lo han reconocido de forma tímida o sin grandes atisbos de grandeza. Diego Matamoros quiere evolucionar no quedarse estancado y responde con todo lujo de detalles a las decenas de preguntas que cada día le hacen para dejar claro que ni es igual que su padre ni lo quiere ser en este terreno. Si quieres descubrir qué ha dicho Diego y cuál es la cara afición que padre e hijo llevan a cabo cada vez que pueden sigue leyendo porque te vas a quedar con la boca abierta.

Diego Matamoros se sincera y culpa a su padre de su afición por los retoques

Kiko y Diego Matamoros

> Aunque parezca mentira, Diego Matamoros no tiene miedo a envejecer. La adicción a los retoques parece indicar que esto no es del todo cierto. Sin embargo, ha corroborado que pese a todo ya piensa en vivir una etapa nueva en su vida. “Me estoy dando cuenta que dejo de ser un chico joven para ser un chico tirando ya a maduro“, comienza a decir con cierta resignación. “Si me ves físicamente, en la calle, no aparento 34, aparento menos, no tengo miedo a envejecer. Creo que es otro ciclo, de madurez, de seguir experimentando, conociendo… Me da pena por lo que se acaba, pero no me da miedo”, asegura, aunque no lo parezca, totalmente convencido.

¿Crees que te viene de familia la afición por la cirugía estética y el retoque?“, le preguntan sus fans muy intrigados comparándole con su padre, Kiko Matamoros. “Sí, claro, solo tenéis que ver a mi padre para ver el resultado“, alegaba dejando a su padre a la altura del betún. Además, no cree que pueda compararse con él, pues según dice su cara no tiene nada que ver: “Creo que no somos iguales, no llevamos una vida parecida ni se puede comparar (…) Es un fácil recurso el decir que ya de joven me estoy operando, destrozando, que estoy como mi padre… Si no te destrozas y no se te va la cabeza, pues que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera”, ha terminado.

Siguiente: Diego Matamoros vuelve a la carga: “No me quiero parecer a mi padre”