lunes, 8 marzo 2021 4:56

Rocío Carrasco: el verdadero trauma que la alejó para siempre de su familia

La heredera universal de la Jurado está alejada de sui familia desde hace ya demasiados años. No se dirige la palabra con prácticamente nadie del clan, salvo contadas excepciones en las que alguna tía o prima recibe noticias difusas de ella. La soledad de Rocío Carrasco comenzó con la muerte de su padre, el boxeador Pedro Carrasco, que tuvo lugar en 2001. Por aquel entonces, desde su círculo íntimo ya se deslizaba que estaba empezando a distanciarse de la mayoría de sus seres queridos, un proceso que terminó con un amargo final que pocos entienden: el enfrentamiento con sus propios hijos. Así fue el principio del fin de la primogénita de la Jurado.

Huérfana antes de los 30

Rocío Carrasco llorando

> Rocío Jurado y Pedro Carrasco formaron una bonita familia junto a su primera y única hija, Rocío Carrasco, pero el dulce sueño que vivieron durante 16 años terminó antes de lo esperado y decidieron divorciarse en 1989. La separación fue un proceso amistoso y de mutuo acuerdo, y aunque l custodia de la niña -que por aquel entonces tenía 12 años- recayó sobre la cantante, el boxeador nunca se separó de ella y evitó convertirse en la típica figura de padre ausente que surge tras las rupturas. Ambos estaban muy unidos, y por eso fue un terrible palo para ella perderlo cuando todavía era muy pronto, el 27 de enero de 2001. El deportista tenía solo 57 años y falleció víctima de un infarto, dejando a sus seres queridos sumidos en la más profunda de las penas.

El funeral tuvo lugar al día siguiente, en el Cementerio de Carabanchel. Hasta allí acudieron los familiares y amigos de Pedro Carrasco, y se pudo ver a una Rocío Carrasco completamente devasta, acompañada de su pareja, Fidel Albiac, y de su madre, que también se presentó con Ortega Cano. La muerte de su padre supuso para la madrileña un terrible varapalo del que le costó sobreponerse, y solo cinco años después también tuvo que despedirse de su madre. Rocío Jurado falleció a consecuencia de un cáncer de colon contra el que había luchado con todo su empeño, y su heredera universal quedó huérfana antes de alcanzar la treintena. Este fue su principio del fin en el clan.

Siguiente: El principio del fin de Rocío Carrasco