jueves, 25 febrero 2021 1:31

Kiko Matamoros se abre en canal: Vicio, drogas y un intento de asesinato

Kiko Matamoros acaba de conceder su entrevista más complicada y difícil en el Deluxe, y es que por primera vez el tertuliano ha hablado abiertamente sobre sus adicciones, sobre cómo estas le han afectado en su vida y en sus relaciones, además de pronunciarse sobre el supuesto intento de asesinato del que asegura haber sido víctima.

Así, cansado de las criticas y de las acusaciones que se han dicho contra él, el colaborador de Sálvame se ha abierto en canal y ha puesto contra las cuerdas también a su ex, Makoke, con la que asegura haber pasado sus épocas más convulsas en cuanto al consumo de droga.

“Soy cocainómano desde los quince años”

> A pesar de los rumores que llevan bastantes años rondando a Kiko Matamoros, el colaborador de Sálvame por fin ha confesado sus problemas con la adicción a la cocaína y las diversas formas en la que esto ha influido en su vida.

“Yo soy cocainómano desde los quince años”, comenzaba desvelando el tertuliano. Sin embargo, a pesar de haber consumido la sustancia, asegura que “en mi vida no he tenido nunca un problema grave con esa adicción, quizás porque depende de muchas circunstancias (de dónde se utiliza o cómo se utiliza). Nunca he tenido una adicción importante, pero no he dejado de consumir desde que la probé. Lo es para toda la vida”, apuntaba ante la atónita mirada de sus compañeros.

A pesar de ello, Matamoros sí que ha reconocido que la adicción le ha podido causar problemas con sus parejas. “No ha condicionado en cierta forma mi vida, pero sí mis relaciones. Desde los 16 años, hasta que empecé a convivir con la madre de mis hijos, Marián, llevaba un consumo muy poco aconsejable. Fiestas a diario, bastantes excesos…etc., pero cuando empecé con ella que no era consumidora, levanté muchísimo el pie, porque fundamentalmente cuando estás con una persona y convives con ella, es bastante absurdo que estés en una dimensión y ella en otra, porque a partir de ahí la comunicación es nula. Durante esos 20 años no dejo de consumir, pero sí que lo hacía con mis amigos, cuando no estaba ella, y raramente delante suya, porque se ponía mala”.

Siguiente: Su convulsa relación con Makoke, la época de mayor decadencia