domingo, 18 abril 2021 1:39

Muñecos rotos de Sálvame: del éxito en audiencias al anonimato

Once años han dado para mucho. También para que por el plató de Sálvame pasen los más reputados periodistas del corazón y algún que colaborador que ha acabado abandonando el barco ante la presión que supone estar cada día expuesto. Algunos han pasado sin pena ni gloria por este programa éxito en audiencias, otros han marcado un antes y un después en su historia. Muchos momentos divertidos e inolvidables, otros que les han hecho sufrir como nadie, cada cual tiene su opinión, lo que sin duda es seguro es que nunca olvidarán su paso por el espacio más visto de Telecinco. Si quieres ver los juguetes rotos más conocidos del programa sigue leyendo, te los presentamos a continuación.

Karmele Marchante: “Un programa que, me ha machacado y del que no quiero hablar”

> Karmele Marchante ha asegurado en multitud de ocasiones tras abandonar Sálvame, donde estuvo un total de siete años, que nunca volvería al programa. “Ha sido el peor error de mi vida“, decía en una entrevista para Jaleos. “Estuve más de siete años formando parte de la parrilla de colaboradores del espacio diario de Telecinco y dije adiós para no volver nunca más a un formato como ese. Fue un error mío entrar ahí. Un programa que, me ha machacado y del que no quiero ni hablar. Es una cadena que lo hace todo por la audiencia y le da lo mismo ser machistas o acosadores… Lo he sufrido trabajando allí y lo he denunciado“, confesaba.

Tras la mala experiencia que tuvo en el programa, decidió reinventarse y dedicarse al periodismo de investigación que tanto le apasiona con su libro “Puta no se nace”. Un arduo trabajo y un viaje a Nigeria donde conoció de primera mano la esclavitud sexual contra las mujeres. Asegura que este hecho le ha cambiado la vida y la forma de verla, le ha hecho ser otra persona totalmente diferente. Quien siempre ha querido ser, sentirse orgullosa por su trabajo y no humillada o vapuleada como ella misma dice se sintió en sus años sobre las cotizadas sillas de Sálvame.

Siguiente: Antonio Tejado: “Vosotros no sois compañeros”