martes, 19 enero 2021 0:08

Nuria Marín: obligada a ir al psicólogo desde que trabaja en Telecinco

Nuria Marín no atraviesa por su mejor momento. En 2013 se posicionó como una de las presentadoras estrellas de Mediaset. Pero, desde que terminó la emisión de Cazamariposas, programa que le catapultó a primera línea mediática, la cadena no ha vuelto a encontrar un proyecto para ella. Telecinco parece burlarse de la periodista mientras le da trabajos de segunda que están a la sombra de sus grandes rivales. Además, Nuria Marín tiene que hacer frente a un poderoso enemigo que le complica mucho su situación laboral, ¿Quieren saber de quien se trata? Recientemente, ha confesado que necesita recibir ayuda psicológica para asimilar esta difícil situación. ¿Qué le ha llevado a tomar este paso tan delicado? Te contamos todos los detalles del infierno que está viviendo y los motivos que le han hecho perder la cabeza.  

 

 

 

 

Una presentadora a la sombra de María Patiño 

María Patiño con la cara manchada de tarta> Nuria Marín se incorporó a Mediaset en 2013. La cadena apostó por ella para conducir un programa de crónica social que tuvo muy buena acogida. La periodista ha dirigido y presentado, durante siete años, Cazamariposas. Un formato de bajo presupuesto por el que nadie apostaba y terminó siendo una de las emisiones con más repercusión de la cadena. Después de mucho tiempo demostrando su talento delante de las cámaras, los directores de Sálvame decidieron darle una nueva oportunidad profesional. En 2018, Nuria Marín pasó a ser una de las presentadoras del programa estrella de Telecinco. Y, de esta forma, tuvo que hacer frente a su máxima rival: María Patiño. La prensa enfrentó a Nuria y María desde el primer momento, e incluso, ellas mismas alimentaron los rumores sobre su mala relación.  

En 2020, la periodista catalana empezó a sustituir, ocasionalmente, a su compañera al frente de Socialité. Nada más empezar en este trabajo, comentó que su humildad había sorprendido a todos los miembros del equipo, pues estaban acostumbrados a los aires de estrella de Patiño. “No dieron crédito cuando me vieron cambiarme de ropa en el cuarto de baño, sin ningún tipo de divismo”, comentó Nuria haciendo alusión a María. Sin embargo, el paso del tiempo ha hecho que la periodista catalana sea consciente de la situación. Se ha dado cuenta de que este enfrentamiento no la beneficia. Así que, ha intentado acercase a su compañera en más de una vez. “Odio que nos comparen, basta ya”, comentó muy enfadada. Desde este momento, los medios de comunicación se han hecho eco del cambio de carácter que ha experimentado la presentadora.  

Siguiente: ¿Qué ha hecho que Nuria perdiese la cabeza?